+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

JUAN JOSÉ BADIOLA

La pandemia de covid se acelera en Aragón

Director del Centro de Enfermedades Transmisibles Emergentes, Universidad de Zaragoza

 

JUAN JOSÉ BADIOLA
24/10/2020

La situación de la enfermedad covid-19 en Aragón se ha complicado de una manera acelerada, ya que en muy pocos días la cifra de casos se ha más que duplicado, se ha alcanzado una tasa de incidencia acumulada de casos registrados en 14 días cercana a los 700 por 100.000 habitantes, la tercera más alta de todas las comunidades autónomas españolas, una tasa de positividad de casos confirmados con PCR de más del 20%, el doble de la establecida como límite, y una ocupación de las ucis por enfermos de covid-19 del 40%, cinco por encima del límite marcado por el Ministerio de Sanidad.

Ante este panorama las autoridades sanitarias de nuestra comunidad no han tenido más remedio que adoptar nuevas medidas para tratar de controlar la situación, como el confinamiento perimetral de las tres capitales aragonesas y medidas de alerta sanitaria de nivel 3 toda la comunidad.

En la situación actual es preciso preguntarse cómo es posible explicar lo que está ocurriendo y cómo se podría frenar la cadena de transmisión del virus.  Para ello hay que tener en cuenta que la situación epidemiológica actual tiene que ver con la persistencia de casos derivados del gran brote del periodo veraniego que se mantuvo en el mes de septiembre, y que en mi opinión ha experimentado la súbita elevación por dos hechos, el puente del Pilar y el comienzo del periodo otoñal.

Respecto al primero de ellos, a pesar de que en las fiestas de Pilar se suspendieron todos los actos, se produjo un incremento notable de movilidad de personas en nuestro territorio y por ello un incremento de los contactos sociales que facilitaron los contagios.

Con respecto al segundo, en el periodo otoñal ha cambiado la climatología y las personas tienden a estar más tiempo en espacios cerrados, que, si no se ventilan adecuadamente y no se cumplen las medidas de prevención apropiadas, facilitan los contagios.

Pero además de los dos factores generales referidos, la explicación de la súbita  elevación de la incidencia de casos debe atribuirse también a la transmisión del virus en el entorno de la reuniones familiares y de amigos, al ocio, a la celebración de las llamadas no fiestas,  a los incumplimientos de los aislamientos y cuarentenas, al no asumir que hay que mantener las medidas se separación interpersonal y el uso sistemático de las mascarillas en todos las circunstancias y en particular en los espacios cerrados (transportes públicos, en el trabajo, establecimientos de restauración y otros)  e incluso al uso por algunas personas de mascarillas no homologadas que no protegen. A todo ello se une la existencia de transmisión comunitaria de casos cuyas relaciones con focos conocidos se desconocen, e incluso es muy posible que existan algunos nichos de contagios todavía no identificados que deberían investigarse.

Esperemos que las medidas adoptadas recientemente por las autoridades sanitarias de Aragón ejerzan el efecto deseado y se detenga la cadena transmisión acelerada en que nos encontramos en este momento, para lo que también será decisiva la colaboración responsable del conjunto de los ciudadanos. 

 

 

 

 
 
3 Comentarios
03

Por José S. 1 16:03 - 26.10.2020

Es lo que sucede cuando por un coranavirus se cierra la sociedad que es, en las sabias palabras de Anders Tengell, como “using a hammer to kill a fly” [“usar un martillo para matar una mosca”]. En efecto, nos sentimos muy defraudados. Un saludo.

02

Por José S. 1 16:02 - 26.10.2020

No podría estar más de acuerdo con 1 Perroverde 20:11 - 25.10.2020 cuando dice: «La verdad Sr Badiola es que su artículo es decepcionante» [sic] --por ponerlo, suave, en mi opinión. Comenta Juan José Badilola que «… en muy pocos días la cifra de casos se ha más que duplicado…» ¿a qué *casos*se refiere, a las personas que dan positivo en la prueba posiblemente *ampliada* del SARS-CoV-2 donde están presentes otros coronavirus? ¿esos son los llamados “casos”? Un virus que ha estado entre nosotros mucho antes de que el Gobierno central español decretase el arresto domiciliario nacional en marzo que si no fuese porque ayudó a aliviar la presión en nuestros servicios sanitarios públicos se podría calificar de tragedia nacional. Y, ahora, ¿qué cometido *científico* tienen las numerosas, cambiantes y confusas restricciones de contacto social siendo que son las personas mayores o con problemas de salud previos las que corren mayor riesgo de adquirir la COVID-19 --como con la gripe de toda la vida ¿dónde estuvieron las mascarillas ahí?-- con riesgo para sus vidas? ¡Ay las mascarillas! ¿qué cometido tienen otro que no sea el de ejercitar control político sobre las personas que portándolas son obligadas a mostrar vasallaje a políticos entrometidos y autoritarios? ¿Dónde están nuestros Sunetra Gupta, John Lee, Carl Heneghan, Anders Tengell or Sucharit Bhakdi entre otros especialistas en *medicina basada en pruebas* que están diciendo mucho y bueno al respecto? La gestión de la pandemia de COVID-19 pasará a la historia de la medicina española como la innecesaria, errónea y exagerada reacción *política* a un coronavirus que los gobiernos utilizaron para conferirse control sociopolítico sobre la población porque *pudieron* que no porque *debieron*, mientras destrozaban la economía mundial a cargo de los más pobres.

01

Por Perroverde 20:11 - 25.10.2020

La verdad Sr Badiola es que su artículo es decepcionante. Un investigador y especialista tan prestigioso y no dice más que obviedades. La situación es dramática y necesitamos que personas como usted nos ayuden en buscar soluciones. Si tiene sospechas fundadas de que hay focos de contagios que no se están identificando no lo deje caer e investigue porque sino no vamos a poder acabar con esto. Y le sugeriría que empezaran investigando seriamente los contagios en los centros educativos, especialmente los de secundaria