+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

"Pensé que era un despistado, alguien que estaba bebido"

Inés estaba limpiando cuando sucedieron los hechos en el edificio

 

LAURA RAMOS / EFE
20/12/2014

Cuando a las siete de la mañana un coche se empotraba en la sede del PP, Isabel, la quiosquera de enfrente, pensó que era "un despistado, alguien que estaba bebido", mientras que dentro del edificio, Inés, que limpiaba en la primera planta, se sobresaltaba con el estruendo. Arrancaba una mañana de desconcierto y cordones policiales, que han sido levantados siete horas después, tras la visita a Génova de Rajoy, Cospedal y Floriano, para comprobar personalmente los desperfectos.

"Pensé que era un despistado, alguien que estaba bebido, porque por aquí hay muchos after y van golositos", dijo a Efe la quiosquera, que despedía en la calle a una clienta cuando presenció el "acelerón" de un coche oscuro.

"Se metió hasta dentro y el cierre cayó", aseguró esta mujer, que no tuvo tiempo de cerrar su negocio cuando la policía "inmediatamente" la desalojó hasta un bar cercano. Al mismo tiempo, dentro de la sede del PP, media docena de trabajadores eran evacuados, entre ellos Inés, que avisó por teléfono a la secretaria de Esperanza Aguirre, tras cambiar impresiones con otra limpiadora que vio lo ocurrido desde la calle y a la que, el coche casi atropella.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla