La chilena Rocío Aguirre descubrió que la fotografía le parecía magia cuando acompañaba a sus padres a la agencia de publicidad donde trabajaban. Así empezó una carrera intensa y fructífera, en la que ha trabajado con técnicas fotográficas alternativas y ha colaborado con artistas como C. Tangana y Paloma Mami, además de participar en ferias de arte de Chile, Alemania o España.

En este encuentro compartirá su proceso de creación analógico, con el que concibe la fotografía como un objeto único y tangible, y utiliza técnicas como el colodión húmedo, la cianotipia o el papel salado.