El espectáculo es un recorrido por la música de la época de Goya en un recorrido en el que ponen banda sonora a su obra pictórica, con piezas propias del barroco que han permanecido en adaptaciones populares en dances aragonesas hasta nuestros días, como Las Quejas o los Marizápalos, piezas de baile de la época como seguidillas, boleros o fandangos. Se interpretan composiciones relacionadas directamente con escenas pintadas por Goya y con los instrumentos representados en las obras (gaita, tiple, guitarro, tamboril, chirimía...)