Paco Plaza lleva 30 años acudiendo al Festival de Cine Fantástico de Sitges, primero como aficionado y después como director, y siempre que pisa este festival lleno de amantes del género como él se da cuenta de que "solo tiene sentido hacer cine de terror".

Así lo ha asegurado este sábado el realizador, que ha presentado ante el público de Sitges 'La abuela', una película que estuvo recientemente en el Festival de Cine de San Sebastián, pero que Plaza ha querido que también estuviera en Sitges, aunque tuviera que ser fuera de competición.

"Para mí, proyectar aquí la película es una gran celebración -ha confesado-. En este festival he conocido a mis mejores amigos, he tenido conversaciones maravillosas con otros amantes del género y conozco a todo el mundo cuando entro en la sala de cine".

"Las películas de terror son para mí las más interesantes porque dialogan con el espectador de una forma diferente -ha dicho-. Soy un director de terror convencido y me gustaría que en mi DNI pusiera 'director de cine terror'".

La obsesión por la belleza y el miedo a envejecer son los temas que aborda Paco Plaza, el director de la saga 'REC', en 'La abuela', un filme coescrito junto a Carlos Vermut.

La trama arranca cuando Susana (Almudena Amor), una joven modelo, tiene que dejar su vida en París para volver a Madrid a ver a su abuela (la brasileña Vera Valdez) que ha sufrido un derrame cerebral.

Susana, huérfana, necesita encontrar a alguien que se encargue de cuidarla, pero las cosas se complican más allá de lo imaginable.

La idea original es de Paco Plaza que llevaba un tiempo dándole vueltas sin acabar de atinar con el guion hasta que Carlos Vermut decidió echarle una mano.

"Carlos y yo somos amigos, comemos juntos todas las semanas -ha relatado- y en una de esas comidas Carlos se ofreció a ayudarme a encauzar la historia".

Vermut se ha confesado también un fanático del terror: "siempre había jugueteado con el género, pero una película de terror puro sobrenatural es algo que nunca había podido hacer y esa idea que me diste me ha permitido jugar sin constreñirme al corsé de la realidad", ha señalado el director de 'Magical girl'.

El rodaje de 'La abuela' fue uno de los primeros afectados por la pandemia, tuvieron que interrumpirlo el 13 de marzo de 2020, después de más de tres semanas de rodaje.

"Ha sido aterrador hacerla", ha confesado el productor Enrique López Lavigne, por la incertidumbre de si iban a poder terminarla, ya que en esa etapa inicial de la pandemia todo eran incógnitas y además la actriz que hacía de abuela, Vera Valdez, tuvo que regresar a Brasil a confinarse en uno de los países más afectados por la covid.

Para Paco Plaza, la película era una cuando empezaron el rodaje pero se convirtió en otra a causa de la pandemia: "una nieta cuidando a una anciana no significa lo mismo en 2019 que ahora -ha asegurado-, vivimos arrinconando a los ancianos, mirando a otro lado y de eso habla la película".