El Ayuntamiento de Zaragoza ha entregado el primer Sello de Destino Gastronómico Sostenible a un listado de 21 establecimientos hosteleros de la ciudad. El sello certifica su compromiso con la reducción de la huella de carbono, la optimización del desperdicio alimentario y la apuesta por los productos de kilómetro cero.

Son los siguientes:

  • El Rincón de SAS
  • Mi Habitación favorita 
  • El Escondite
  • Celebris
  • Asador Gayarre
  • El Méli del Tubo y Méli-Mélo
  • Parrilla Albarracín y + Albarracín
  • La Bodega de Chema
  • La Rinconada de San Lorenzo
  • El grupo Tándem --Bocca, Marengo, Nativo y Nómada--
  • El Windsor
  • La Clandestina
  • El Cachirulo
  • Hotel Ilunion
  • La Asociación Celíaca Aragonesa
  • Aragonia Palafox
  • Área Cisne
  • Área Aragón

A todos estos establecimientos se les ha medido la huella de carbono estudiando el consumo de combustibles del establecimiento y sus vehículos, las fugas de gases y el consumo eléctrico. También los consumos de agua, la limpieza, los desplazamientos de los empleados y el consumo de productos. Con registros tanto en la cocina, como el transporte, almacén y comedor.

En cuanto a la optimización del desperdicio alimentario, todos ellos siguen el orden de prioridad de prevención, reutilización, reciclado y recuperación.

El sello de Destino Gastronómico Sostenible certifica también que favorecen un ciclo de rotación adecuada del género, con condiciones adecuadas de almacenaje, preferencia de proveedores con productos de proximidad que se trasladan a la configuración del menú, con cantidades recomendadas en los platos, la posibilidad del cliente de llevarse a casa los restos de comida, o el aprovechamiento de residuos orgánicos para otros usos o el reciclaje correcto de los mismos.

Foto de familia de todos los sellos AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Productos de kilómetro cero

El impulso de los productos de kilómetro cero, es decir, aquellos ingredientes disponibles por temporalidad y cercanía, añade aspectos como la información de la procedencia del género, la rotación de los consumos frescos, la exposición y venta de productos de proximidad en el local, la integración de estos alimentos en el menú o la divulgación entre clientes del concepto de kilómetro cero.

La iniciativa de estos certificados, promovida por el área de Vicealcaldía, Cultura y Proyección Exterior junto a la Academia Iberoamericana de la Gastronomía, se enmarca en el contexto de los actos realizados con motivo de la Capitalidad Iberoamericana de la Gastronomía Sostenible que ostenta la capital aragonesa hasta el próximo junio de 2023.

La vicealcaldesa y consejera de Cultura y proyección Exterior, Sara Fernández, ha expresado, este martes, durante el acto de entrega de estas distinciones que Zaragoza a lo largo de este año va a ser "un escaparate a nivel internacional", especialmente para los países latinoamericanos, de la gastronomía.

Agradecimiento a los hosteleros

Fernández ha agradecido a todos los establecimientos que han recibido este galardón porque "ese trabajo y esfuerzo extra que implica este sello están beneficiando a toda la sociedad en esa lucha contra el cambio climático".

Fernández ha apostillado que se trata de un tipo de acciones fundamentales para concienciar tanto a los profesionales del sector como a los propios clientes de la importancia de minimizar ese desperdicio.

"UN EMPUJÓN" PARA EL GRUPO TÁNDEM Y EL ASADOR GAYARRE

La responsable de personal del grupo Tándem (Bocca, Marengo, Nativo y Nómada), Mar Díaz, ha destacado que es "un orgullo" recibir este sello, ya que la restauración se tiene que amoldar a las nueva situaciones y a la evolución que está afectando al sector.

Díaz destacó que el grupo hostelero está apostando por distintas medidas, como utilizar en sus platos productos de proximidad o tratar de ver cómo el personal puede usar el servicio de transporte público para desplazarse hasta sus puestos de trabajo.

Por su parte, en nombre del Asador Gayarre, José María Lasheras, ha apuntado que este sello es "un empujón" para seguir trabajando en la línea de la sostenibilidad, y que las medidas que realizan desde el sector hostelero tiene que servir "de referente" para el resto de la ciudadanía.

Lasheras ha trasladado que algunas acciones son sencillas de adoptar y no requieren de grandes inversiones, y al mismo tiempo, contribuyen mucho a seguir trabajando en esta línea como cambiar las bombillas por luces leds o los dosificadores de los grifos de agua.