Se acercan las Fiestas del Pilar, las primeras que se celebrarán con normalidad tras la pandemia. Unos días en los que Zaragoza se vestirá de gala y llenará sus calles de gente. Una época muy especial para la hostelería, sobre todo para los establecimientos del centro, que suelen colgar el cartel de lleno.

Durante estos días, son muchos los que, además de vivir las fiestas con sentimiento, también deciden acercarse a la gastronomía aragonesa. Tanto si eres de Zaragoza como si vienes de fuera, a continuación te mostramos algunas opciones más que interesantes para poder disfrutar de las fiestas y de la gastronomía típica de Aragón.

El Fuelle

Este restaurante situado en la calle Mayor cuenta con más de 30 años de historia elaborando la auténtica cocina aragonesa con un horno de leña y un gran fogón-parrilla con los que elaboran carnes a la parrilla y asados. Entrar en El Fuelle significa sumergirse en un restaurante de antaño, con paredes llenas de recuerdos y enseres de labranza que nuestros antepasados utilizaban décadas atrás.

En su carta podemos encontrar una gran variedad de entrantes que van desde los 3 hasta los 17 euros. Una buena forma de comenzar antes de adentrarse entre sus carnes y pescados, donde predomina su plato estrella, el Ternasco de Aragón, producido únicamente en Zaragoza, Huesca y Teruel. Los postres y los vinos completan su carta.

La Rinconada de Lorenzo

Este restaurante se localiza en la calle de la Salle, junto a la plaza San Francisco, y lleva más de 50 años preparando comidas. Durante su medio siglo de historia se han especializado en la comida tradicional aragonesa, recibiendo premios por su promoción del recetario clásico aragonés.

Allí podemos consumir distintos menús o platos de su carta, con aperitivos, entrantes y ensaladas. Como principales se pueden encontrar pescados y carnes, donde destaca la paletilla de ternasco I.G.P. asado al horno o los jarretes de ternasco I.G.P. guisados, que se consumen previa reserva.

Migas en la Rinconada de Lorenzo

La Garnacha

En la calle de Clara Campoamor se encuentra La Garnacha, un asador tradicional aragonés especializado en carnes a la brasa y en los mejores vinos de Aragón. Sin embargo, también podemos encontrar pescados, mariscos, platos de cuchara y una gran variedad de entrantes fríos y calientes.

En este restaurante tienen cabida las celebraciones multitudinarias, aunque también es ideal para ir a comer con familiares o amigos, gracias a sus dos salones, su zona de tapas y la zona de barra. Sus menús varían diariamente y se adaptan a todos los comensales. Una buena opción en el barrio del Actur, a cinco minutos del centro de la ciudad.

Restaurante La Garnacha

Mesón Martín

Esta taberna inaugurada en 1991 se localiza en la calle de María Guerrero y desde 2021 sus propietarios también cuentan con la Tasquita de Martín en la calle Álava, un local más pequeño pero con la misma esencia de siempre.

Por el Mesón Martín han pasado miles de personas que han disfrutado de sus raciones para compartir, de sus tapas y pescados y, sobre todo, de sus carnes. Las costillicas de ternasco con sus pataticas desprenden olor a aragonés desde su propio nombre. Un restaurante por el que han pasado numerosas personas reconocidas y que puedes ver en su página web.

Parrilla Albarracín

Nuestra cocina se basa en la recuperación y actualización del recetario aragonés”. Así se presenta este restaurante situado en la Plaza de Nuestra Señora del Carmen, a apenas 10 minutos de la Plaza del Pilar. Cuenta con salones interiores y con una terraza de la que poder disfrutar con el buen tiempo durante las Fiestas del Pilar.

Para los Pilares han preparado distintas opciones, como el almuerzo del día del Pilar, el 12 de octubre, con productos típicos aragoneses. También se puede ver en su web el menú Pilar Gastroweek, que estará disponible del 8 al 16 de octubre, salvo el día 12, con un precio de 35 euros.

Restaurante Parrilla Albarracín