Coqueto chalet convertido en restaurante en el centro de la ciudad. Consta de dos plantas con salones privados y de una terraza interior, en la parte posterior, donde se puede comer o cenar al aire libre en primavera y verano. Bajo la tutela de Ángel Conde, El Chalet sirve una cocina tradicional actualizada y modernizada, siempre con producto fresco y de temporada. Algunas de sus especialidades más reconocidas son el steak tartar o el bonito marinado. Son ya un clásico en la ciudad sus jornadas de la trufa de febrero y las del bacalao y la cuaresma que organizan en marzo.

Disponen de diferentes propuestas para todos los bolsillos u ocasiones: Menú de la estación (del día), carta a precio cerrado, carta de temporada (con opción de medias raciones) y menu degustación.