Es invierno y la provincia de Huesca se tiñe de blanco, el color de la nieve, que esta temporada se ha presentado de manera generalizada desde principios del mes de diciembre. Para algunos, este frío elemento es una incomodidad, incluso un problema, pero en la provincia de Huesca están acostumbrados a verla, a convivir con ella y a disfrutarla de muy diversas maneras.

Para los que saben esquiar y los que no, en familia o con amigos, para excursiones de un día o escapadas más largas, son innumerables las posibilidades que existen en el Pirineo de Aragón para disfrutar y jugar con la nieve. Estas son algunas de las actividades que proponen desde Huesca La Magia, el portal turístico por excelencia de la provincia, para descubrirlas.

Esquí alpino y nuevas modalidades

El speedriding es una nueva modalidad del esquí alpino y la estación de Cerler uno de los mejores lugares para practicarlo.

El speedriding es una nueva modalidad del esquí alpino y la estación de Cerler uno de los mejores lugares para practicarlo. ANGEL SAHÚN

La provincia de Huesca cuenta nada más y nada menos que con cinco estaciones de esquí (las tres del grupo Aramón: Cerler, Formigal y Panticosa, más Candanchú y Astún), que son las más reservadas de España para escapadas y viajes a la nieve. Además de esquí alpino y snowboard, en ellas se pueden disfrutar de distintas modalidades para descargar adrenalina deslizándose por las pendientes nevadas.

Si contamos con un nivel de esquí aceptable y vamos acompañados de un guía profesional, una opción que sin duda nos enganchará es el esquí de travesía o skimo. Son muchas las rutas a realizar y los montes a los que subir para luego disfrutar muchísimo en su descenso. No hay que olvidar tomar las precauciones correctas y contar con el material adecuado, ya sean esquís de skimo o tabla de splitboard.

Para los amantes de las emociones fuertes, existen otras modalidades en auge como el snowkite o kiteski, una mezcla entre el esquí o snowboard en la que disfrutaremos de la nieve remolcados por una cometa de kitesurf, y el speed riding o speedflying en un speed-tándem, para disfrutar de un parapente y del esquí a la vez. La localidad de Castejón de Sos es uno de los mejores lugares para la práctica de este deporte, y la estación de esquí de Cerler, que este año celebra su 50 aniversario, el punto de partida para realizar esta actividad de altos vuelos.

Esquí de fondo y excursiones en la nieve

Hacer esquí de fondo en alguno de los ocho espacios nórdicos de la provincia de Huesca es otra de las posibilidades para el invierno. Estos centros invernales están situados en espacios naturales protegidos donde se puede practicar esta modalidad así como otras actividades, como los paseos en raquetas, excursiones back-country o el mushing. Cuentan con más de 130 kilómetros esquiables, pistas de todos los niveles que discurren por valles y bosques, y un entorno mágico de nieve virgen en el que descubrir panorámicas increíbles.

Un grupo de personas practican esquí de fondo en la espacio nórdico de Llanos del Hospital, en la provincia de Huesca. LLANOS DEL HOSPITAL

Aragón es también un destino para los amantes del biathlón, modalidad que combina el esquí de fondo y el tiro con carabina. Podemos practicar este deporte olímpico en el recientemente homologado estadio Spainsnow de la estación de Candanchú, que junto a Astún suma un dominio esquiable de 100 kilómetros. Disfrutar de este deporte de la mano de monitores profesionales te evitará muchos tropiezos.

De los paseos en raquetas a la escalada en hielo

En Huesca también se puede disfrutar de la nieve y vivir experiencias inolvidables sin saber esquiar. Los paseos con raquetas de nieve son una de las maneras más "cómodas" de avanzar por los mantos blancos. Puedes alquilar estos elementos en tiendas de deporte, clubes de montaña, empresas de deporte de aventura, espacios nórdicos, etc. Con un guía que te marque el camino y te interprete el entorno, es mucho más agradable y seguro el recorrido.

Los paseos en motos de nieve se pueden realizar en lugares como el valle de Tena. ACCIÓN PIRINEOS

Otra opción son las rutas en moto de nieve como las que se realizan en el valle de Tena. Solo necesitas tener carnet de conducir y ser mayor de 21 años. Y los niños mayores de 4 años pueden ir de acompañantes. No solo disfrutarás de la conducción sino también del mágico entorno en el que te encuentras.

Para los amantes de los paseos verticales, la escalada en hielo es una actividad de riesgo para la que es imprescindible contar con nivel técnico y una buena forma física, y sobre todo, con la experiencia de guías profesionales que nos ayuden a realizar esta actividad.

Con un cierto nivel técnico y acompañados de guía, se puede realizar actividades como la escalada en hielo.

Con un cierto nivel técnico y acompañados de guía, se puede realizar actividades como la escalada en hielo. PIRINEOS SUR

Bucear bajo el hielo o construir un iglú

Entre las actividades que se pueden realizar en las escapadas y viajes en invierno a la provincia de Huesca, unas de las más originales son el buceo bajo el hielo y los baños de hielo, y el lago del Balneario de Panticosa es uno de los mejores lugares de España para hacerlas. Si no eres muy friolero, disfruta de estas propuestas, siempre mejor con alguno de los clubes de submarinismo disponibles.

Además, si crear un muñeco de nieve te parece poca cosa, puedes aprender a construir un iglú. Este tipo de construcciones se asocian con los esquimales que las utilizan como refugio temporal para cazar en invierno. Si quieres pasar la noche en el iglú que tú has construido y vivir una experiencia única en el Pirineo con todo el material necesario para estar confortable, hay empresas profesionales como Tena Park que lo hacen posible.

Construcción de un iglú en grupo, una de las experiencias inolvidables que se encuentran al norte de Aragón. TENA PARK

Otra actividad que no puede faltar en Huesca, en cualquier momento del año, es la observación de aves. Durante el invierno hay muchas que siguen viviendo aquí, y algunas cuya actividad es hasta mayor, por lo que contar con un profesional que nos ayude a verlas y fotografiarlas es también una opción fantástica.

Actividades con niños en la nieve

Las familias son protagonistas del invierno en Huesca con actividades como los trineos en la nieve. Un día de risas que puedes disfrutar en varios lugares de la provincia: junto al refugio de Linza, cerca del refugio de Lizara, en el refugio de Gabardito, en los Llanos del Hospital, en el Balneario de Panticosa, y en las estaciones de esquí alpino en los lugares habilitados para ello, y en las estaciones de esquí nórdico.

Otra actividad inolvidable para los más pequeños puede ser el mushing, desplazarse por la nieve en un trineo o en esquís tirados por perros. El Alto Aragón es un lugar idóneo para practicar sus modalidades. Hay empresas con guías expertos en el valle de Tena, Cerler y Formigal.

Los paseos en trineos tirados por perros, una opción fantástica para toda la familia. ARAMÓN

También en el valle de Tena, en Piedrafita de Jaca, se localiza el Parque Faunístico de Lacuniacha, un bioparque de 30 hectáreas donde se puede contemplar una representación tanto de flora como de fauna del Pirineo. Durante el recorrido de 4 kilómetros y medio por senderos de montaña, disfrutaréis de un agradable paseo donde observar más de 120 animales de 15 especies diferentes.

Otra propuesta familiar es deslizarse por la tirolina doble más larga de Europa… ¡también por la noche! Sobrevuela el lago de Búbal a más de 120 metros de altura y disfruta del valle de Tena desde una perspectiva distinta. En el mirador de Hoz de Jaca se encuentra la torre desde la que daremos el salto hasta recorrer los 950 metros que nos separan de la llegada. Más información.

El bioparque de Lacuniacha, en Piedrafita de Jaca, reúne 120 ejemplares de fauna de 15 especies diferentes. Picasa

Rutas senderistas y en BTT en invierno

Son muchas las rutas en 4x4 que puedes recorrer durante todo el año en la provincia de Huesca. Pero con la nieve, la dificultad es mayor y la adrenalina sube. Si lo haces con expertos es mucho mejor. Descubrirás lugares, pistas y espacios que ni imaginabas.

Lo mismo ocurre con las rutas en BTT que con la llegada de la nieve cambian, de dificultad y de perspectiva, para hacernos disfrutar también en invierno. Ten mucho cuidado con los recorridos y los resbalones, y consulta la predicción meteorológica, miles de kilómetros te esperan para disfrutar con tu bici.

Las rutas en BTT por la provincia de Huesca son una posibilidad tanto en verano como en invierno. LOS VALLES ON BIKE / SERGIO PADURA

Si eres más de caminar, los senderos de la provincia son igualmente una maravilla en cualquier época del año. En invierno todo cambia si en el recorrido nos encontramos con nieve. La dureza del camino es otra, el ritmo debe ser más pausado y la dificultad técnica aumenta. Debemos tomarlo con calma y disfrutar del medio.

Paseos de cine y fotografiar paisajes nevados

El norte de Aragón es mucho más que deporte y naturaleza. Si lo que te apasiona es la fotografía, estás en el lugar perfecto. La provincia de Huesca cuenta con miles de lugares fotogénicos para que puedas llevarte tu foto y compartirla con todo el mundo. Hay recorridos fotográficos que pueden ayudarte a encontrar estos sitios, y que en invierno aumentan su belleza con la nieve y el hielo. Fotógrafos como Chavi Nández y otros, nos proponen un curso y recorridos que nos llevarán a los mejores lugares para fotografiar.

Una de las localizaciones de la película 'Palmeras en la nieve' en Huesca, que forma parte de una ruta cinematográfica. DAVID ASENSIO

Huesca es también un plató de cine, y una de las películas donde la nieve adquiere un protagonismo al inicio es ‘Palmeras en la nieve’. Sobre las localizaciones donde se rodó esta película se ha preparado una ruta cinematográfica para que puedas volver a estos lugares como en el momento de su rodaje, cubiertos de nieve. Además, existen multitud de rutas culturales para conocer los atractivos patrimoniales de la provincia como la ruta por las Iglesias del Serrablo, que puedes disfrutar durante todo el invierno.