El turismo accesible es, según la Organización Mundial del Turismo, aquel que permite a las personas con algún tipo de discapacidad, especialmente de movilidad, lo disfruten del mismo modo que las que no la sufren. Es decir, los destinos de turismo accesible deben estar adaptados de alguna manera. Por ejemplo, para las personas que van en silla de ruedas.

En Aragón existe una larga lista de destinos de este tipo, tanto en exteriores como en interiores. De hecho, en la comunidad se llevó a cabo por parte del ejecutivo un plan de accesibilidad turística. Estos son algunos de ellos:

Pinares del Rodeno

Pinares del Rodeno EL PERIÓDICO - Archivo

Mirador de Peñas Royas

Se encuentra en el Centro de Interpretación Pinares del Rodeno, en Bezas (Teruel). Está a una hora en coche de la capital turolense y a hora y media de Zaragoza. Dentro de estos pinares se encuentra un recorrido acondicionado con suelos de madera para facilitar el paso. El acceso es libre y dentro se pueden realizar paseos de hasta dos kilómetros y medio.

Mirador en la Sierra de Guara

Mirador en la Sierra de Guara

Parajes de la Sierra de Guara

En Huesca, la Sierra de Guara tiene algunos de los paisajes más icónicos de la provincia y es conocida por la presencia de aves, que se pueden observar desde miradores habilitados. Los hay en el Salto del Roldán, el Embalse de Guara, Santa Cilia y Vadiello, entre otros puntos. Desde allí se tiene una vista privilegiada de este parque natural del prepirineo.

Archivo - Ciudadela de Jaca EUROPA PRESS - Archivo

Ciudadela de Jaca

Se trata de uno de los lugares más icónicos de Jaca y de toda la provincia de Huesca. Fue construida a finales del siglo XVI con fines militares, buscando reforzar la frontera española con Francia. En su interior alberga también el Castillo de San Pedro, además de sus elementos característicos como fortificación militar.

Vía Verde de la Val de Zafán TRIPADVISOR

Vía Verde de la Val de Zafán

Las vías verdes son caminos por los que pasó un ferrocarril pero que ahora son transitables para las personas. Esta se encuentra en Teruel y cubre la extinta línea entre la Puebla de Híjar y Tortosa. En el recorrido, de gran importancia turística y paisajística, hay también opciones de alojamiento en forma de casas rurales, albergues y hoteles.

Mirador de Ordesa E. P.

Ordesa y Monteperdido

Dentro de este parque nacional, se encuentra el sendero de la Pradera de Ordesa, una vía adaptada en medio de la naturaleza. El recorrido está delimitado por un carril, de tal modo que el usuario sepa en todo momento por donde seguir. El recorrido consta de 1,2 kilómetros. Además de este, hay otros ejemplos en la provincia de senderos accesibles, como son el de Santa Elena, en Biescas, del Cornato (Bielsa), del Isábena (entre Laspaules y Bonansa) y el merendero de San Quílez (Binéfar).

Una persona pasea por Zaragoza en una silla de ruedas ÁNGEL DE CASTRO

En Zaragoza Ciudad

Desde el verano de 2009, Zaragoza cuenta con un plan de turismo accesible, que incluye recorridos por distintos puntos de la capital aragonesa, como son la Basílica del Pilar, el Casco Histórico y el Museo Pablo Gargallo, entre otros.

Las visitas guiadas se realizan los sábados, y varían en función de si las personas sufren una discapacidad auditiva, intelectual, física y visual, según detalla el ayuntamiento. Duran en torno a una hora y media y cuestan 2,50 por persona. Para conseguir las entradas, se debe reservar la plaza en alguna de las oficinas de turismo repartidas por la ciudad y se necesita un mínimo de diez personas para cada una.

Hay otros puntos de gran atractivo turístico que también son accesibles en la capital aragonesa. Algunos ejemplos son La Aljafería, La Seo y el Museo de Zaragoza