Patricia Pardo y Christian Gálvez ganaban su propio 'Gordo' de la Lotería cuando el pasado 22 de diciembre, coincidiendo con el sorteo más famoso y esperado de nuestro país, daban la bienvenida a su primer hijo en común, Luca. Un parto "maravilloso" y 3,500 kilos de amor en 52 cm de bebé que ponía el broche de oro a la felicidad de la enamorada pareja un año y medio después de su boda secreta, y para el que han elegido un nombre tan significativo como especial.

"Encontramos la 'LUz' y el 'CAmino' el uno en el otro, y ahora llegas tú, tan deseado, para iluminar aún más nuestros pasiños. Eran rosas. Hoy han florecido. ¡Bienvenido, LUCA!", anunciaban en redes sociales tras el nacimiento del pequeño, en cuyo nombre han concentrado las primeras sílabas de las dos palabras que se han convertido en el lema de su historia de amor.

La estafa que vivió hace meses

Parece ser que hay un estafador intentando cazar a los colaboradores de los diferentes programas de Mediaset. Así lo ha demostrado Patricia Pardo recientemente. Una persona se hace pasar por trabajador de Mediaset y se cruza por la calle con ellos, para contarles una trágica historia y pedirles dinero, algo que casi le cuela a Pardo. Y es que, en un principio, no había caído en que había sido engañada hasta que, al contarlo en plató, descubrió que ella no había sido la única timada por esa persona, ya que algunos colaboradores del antiguo El programa de Ana Rosa como Alejandro Requeijo, Marisa Martín Blázquez y Dani Montero, además de otros compañeros de televisión, habían vivido la misma situación.

Según contó la periodista, el estafador se presentaba como compañero de televisión y relataba su historia en la empresa con tanto detalle que se podría creer perfectamente que estuvo trabajando ahí. "Me abordó por la calle: 'Patricia que soy Antonio, tu cámara de televisión'. Primero me dio vergüenza porque no le reconocía…", reconocía la periodista en su relato. Pero pronto la convenció: "Me contó una historia tan dramática que te juro que casi me pongo a llorar con el señor. Me decía que a su hija la habían atropellado a la salida de la universidad y necesitaba dinero porque se encontraba en el hospital de tetrapléjicos de Toledo".

"Me contaba que hicisteis todo lo posible por traerle a trabajar a plató", les decía a Ana Rosa Quintana y Joaquín Prat. Al sentir tanta pena por, encima, alguien que supuestamente debía conocer y con quien habría trabajado, quiso darle dinero. Como no llevaba dinero encima, Patricia le ofreció 100 euros a través de bizum. El estafador, disconforme, le respondió que había tenido que vender su teléfono, para luego huir. "En eso momento me di cuenta que algo no iba bien, algo quería ocultar. Y, al contarlo aquí, en el programa, me enteré que le había pasado a otros compañeros", sentenció Pardo.

"Para nosotros esto comenzó como una anécdota y cuando lo hemos puesto en común nos hemos dado cuenta que somos muchos los afectados", zanjó. Habrá que esperar a ver si otro colaborador decide contar su experiencia pero, al menos, ya saben todos que hay un estafador suelto.