El nuevo estudio técnico sobre el recrecimiento de Yesa publicado ayer por EL PERIODICO es considerado por todos los partidos, salvo el PP, como un instumento a tener muy en cuenta y a analizar por cuanto lo consideran positivo si al rebajar la cota se salva Sigüés. Es algo lógico, por lo que extraña la postura cerrada del PP de respetar el proyecto actual, máxime si se tiene en cuenta que, aunque la obra esté adjudicada, el trabajo realizado ha sido mínimo. Lo que también extraña es que el estudio lo tuviera la CHE y no lo haya difundido, aunque su actuación se enmarca en el uso que Medio Ambiente hace de los informes técnicos.