El diputado de CHA, José Antonio Labordeta, garantizó ayer al ministro de Hacienda, Pedro Solbes, el apoyo de los nacionalistas aragoneses al proyecto de los Presupuestos de 2007, gracias al importante aumento de las partidas destinadas a Aragón. Como ya estaba todo discutido, el encuentro entre Labordeta y Solbes fue de lo más divertido, porque el diputado aragonés sacó su vena somarda y regaló al ministro algunos de sus mejores chistes sobre belgas. Solbes, que tiene muy fresca su etapa en Bruselas, se desternilló de risa.