Lamenta Víctor Javier Buñuel el tratamiento que se dio a la información sobre las películas descargadas en internet de manera legal, según datos de la Sociedad de Autores. El lector asegura que las descargas a través de los programas de intercambio P2P --tipo Emule-- son absolutamente legales, y reprocha este tratamiento. Como buen internauta sabrá que la ley protege determinados derechos de autores y distribuidores. Y si no, ¿cuántas grabaciones piratas de estrenos pueden encontrarse en las páginas preparadas para los programas de intercambio? El libre tráfico de contenidos en internet es saludable, pero con límites.