Cree Mari Cruz Larriba que hay un derroche excesivo en el consumo de riego en Zaragoza e infiere, como conclusión, que el lema "ahorradora de agua" es falso. Los datos, respetada lectora, le llevan la contraria. Desde que se puso en marcha la campaña ideada por la Fundación Ecología y Desarrollo se ha reducido el consumo. Otra cosa es que aún pueden evitarse despilfarros como los que denuncia en la Margen Izquierda. Acaso la fórmula sea precisamente ésta: exponer su opinión y su queja en un foro público para que quienes tienen la posibilidad de conseguirlo se pongan las pilas y no relajen la atención.