ROTULACIÓN

¿Existe Teruel?

***José Francisco Luz Gómez de Travecedo

***Teruel

Una vez más me veo en la imperiosa necesidad de clamar por una adecuada rotulación de la dirección a Teruel en Zaragoza, aunque, más bien, debería exigir la rotulación del trayecto a la ciudad del Turia, porque brilla por su ausencia. Se diría que Teruel (y Valencia) no existe, que sigue sin existir. En efecto, llegando a Zaragoza por el Este, lo procedente para ir a Teruel es utilizar la ronda Hispanidad que nos llevará directamente a la autovía mudéjar aún por terminar.

Pues bien, en toda ella no hay un solo panel donde figure Teruel, si Castellón y Barcelona e incluso Alcañiz, salvo en la rotonda del cementerio de Torrero. ¿Por asociación de ideas? Omisiones como la comentada, por habituales, encienden los ánimos y deben ser corregidas de inmediato: ¿o deberemos recurrir a brocha y bote?

Hay algo, empero, que me sosiega: en los tiempos que corren, de moda la autodeterminación que, lamentablemente, hará saltar por los aires el Estado, tal vez, en la reordenación subsiguiente nos hallemos encajados en un entorno más respetuoso. Desde esa esperanza.

LENGUAS

Debate lingüístico

***Miguel Ánchel Barcos

***Zaragoza

Sigo con interés el pequeño debate lingüístico que se desarrolla en estas páginas acerca de la oportunidad o no de unos folletos de sala del felizmente recuperado Museo de Zaragoza que, entre otras lenguas, se encuentran redactados también en aragonés y catalán. Ateniéndonos al hecho cierto de que en Aragón se hablan tres lenguas, mayoritariamente castellano, minoritariamente aragonés y catalán, y de que la gestión del citado museo depende del Departamento de Cultura y Educación del Gobierno de Aragón, quien debe gestionarlo bajo los principios fundamentales de nuestra Constitución y Estatuto, debo en primer lugar aplaudir y agradecer tal medida, si bien más simbólica que efectiva, en pos de la normalización social de estas lenguas, también nuestras.

Respecto a los motivos esgrimidos desde estas columnas por don José Luis García, quisiera puntualizar algunos aspectos. Dice el citado autor que las lenguas son instrumento de comunicación, y es cierto, pero son más, son la expresión de una cultura, son en sí mismas patrimonio cultural, según las declaraciones de Unesco y de nuestra Ley aragonesa de Patrimonio, y así son valoradas por las declaraciones europeas que nuestro estado suscribe pero no hace cumplir.

Dicho esto me gustaría entrar en el argumento central del señor García que, verbigracia, sería el siguiente: para qué redactar unos folletos en aragonés y catalán si todos sus hablantes conocen el castellano. A riesgo de parecer demagogo quisiera ilustrar tal prodigio de razonamiento racionalista a través de un símil, que bien pudiera ser: para qué restauramos una iglesia en ruinas del siglo XI si ya tenemos otra más moderna, más grande, incluso con calefacción, que cumple sobradamente la función de aquella desvencijada y en la que además hay que invertir un dinero precioso que quizás fuera mejor invertido en la mejora de nuestros hospitales.

PATERAS

¿Qué vida les espera?

***Carmen Montañés

***Zaragoza

Pateras. En todas ellas niños. En todas ellas el enorme riesgo de morir y de cosas peores aún que la muerte. ¿Quién envía a esos niños? ¿Para qué los envían? No tienen padres a los que pedir responsabilidades? ¿Dónde están las organizaciones internacionales en defensa de sus derechos? ¿Por qué no se persigue a quienes los vulneran?

Estamos propiciando nada menos que el tráfico de seres humanos, la muerte de menores y una vergonzante nueva forma de esclavitud.

Hay más: repartimos menores por la Península, que dentro de poco serán mayores de edad. Saldrán de los centros a buscarse la vida. ¿Qué vida?

CULTURA

Lenguas y museo

***José Miguel Pardo

***Zaragoza

Mi apoyo al director del Museo de Zaragoza por introducir el aragonés en los folletos del museo. Le apoyo por fomentar la cultura aragonesa. No se deje influenciar por los que ven intencionalidad política --conocido es que muchos de los que luchan por el aragonés no están en CHA--. Oídos sordos a los que usan el verbo economizar cuando protestan al ver el aragonés en folletos públicos. ¿Dirán lo mismo de la lucha por el Quebrantahuesos, las ruinas ibéricas en Aragón o el Canfranc? Esperemos que no. Total, ¿cuánta gente habla de esto? Por último, si además del francés hay que ponerlo, por ejemplo, en ruso por interés turístico que se haga. Seguro que se tira el dinero en ágapes indecentes. Anchel Conte pedía que no dejéis que muera su voz. Gracias a los que no caban la fosa.