Las modas de este tiempo difuso, global irremediable, conviven y se amontonan unas con otras. Cómo se decretan las tendencias, en la ropa y en los perfiles de los coches, por ejemplo. ¿Hay alguien que decide, incluso en la sombra, un grupo de influyentes secretos que dictaminan éxitos a diez años vista? Abundan las teorías y los libros sobre estas conspiranoias, pero a la vez cada día se abren posibilidades para que cosas inesperadas triunfen y se contagien a todo el mundo, o a mucho mundo. El famoso boca a boca ha encontrado en internet un multiplicador imparable que las corporaciones no pueden controlar (excepto que lo estén haciendo en secreto, con lo que volveríamos a la teoría conspiratriz), de manera que se renuevan las posibilidades, y es posible que también a ese nivel convivan las sorpresas particulares y los comités estratégicos misteriosos. Unos chicos en un garaje- Así empiezan muchas de las grandes historias del XX y algunas del XXI. Los que lanzaron Youtube.com son los últimos por ahora. Esta web que permite subir vídeos breves y reproducirlos y enlazarlos a placer viene arrasando en todo el mundo, hace tiempo que esta página ocupa un gran espacio mental y real en la vida de millones de personas, el planeta se redescubre en esa página. Google intentó copiar el modelo, y como no ha podido desbancarlo ni acercarse ha comprado Youtube por una millonada, de esto se habla a todas horas y en todas partes. El el tema fashion de la temporada, combina las nuevas tecnologías, la economía de siempre, las innovaciones, la hermosa historia de que son los usuarios y si atención los que hacen grande la web (y todo en general)- y hasta el recuerdo de los días gloriosos de la burbuja puntocom y su triste estallido. Youtube. Esa página- Es difícil pensar en Youtube como una página web, en términos de la consolidada terminología tradicional de página. Es puro vídeo, y página viene del libro, cuaderno, bloc. Las palabras cambian con la experiencia, todo cambia, hasta hay vídeos que son libros. Todo convive, las cintas de cassete, los discos chisporroteantes de vinilo, el MP3, la radio a pilas, el cine en el móvil- Es bonito que un par de chicos lo hayan logrado de nuevo, que hayan sorprendido al mundo y se hayan hecho millonarios. Hay un nuevo artilugio para aprender y disfrutar. El grupo secreto tendrá que espabilar.

Escritor y periodista