La provocación de Cataluña con los bienes de la Franja no tiene límites. Y no solo desde el estamento eclesiástico, también desde la Generalitat. En las guías turísticas oficiales del 2006, se utilizan imágenes de bienes de la Franja. Se trata, en concreto, de la talla de una virgen expoliada en Zaidín que ilustra el apartado dedicado al "mejor arte sacro leridano" e invita al turista a visitar el museo diocesano. Para que luego algunos defiendan la presunta intención de resolver el litigio desde las autoridades catalanas. Si así fuera, no se usaría esa imagen.