El polémico alcalde de Calatayud y vicepresidente segundo de las Cortes de Aragón, Fernando Martín, (PP) volvió a airear ayer el campus bilbilitano más en beneficio personal que para conseguir algo a sus convecinos. Llama la atención que sea ahora, cuando tiene en su contra a muchos colectivos del pueblo y está enfrentado al PP local, provincial y regional. ¿Por qué no lo hizo hace seis meses? Mal está que la Universidad aún no haya presentado el informe sobre el campus que pidieron las Cortes, pero peor que Martín sólo quiera manipular. Si tanto le interesa, lo que tiene que hacer es negociar un pacto entre todos los partidos.