La Dirección General de Instituciones Penitenciarias, que gestiona Merche Gallizo ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte del zaragozano José Miguel García Villanueva, subdirector médico de la cárcel de Pamplona, cuyo cadáver se halló en los archivos de la prisión diez días después de su fallecimiento. El propio García Villanueva dejó una nota en la que anunciaba que "la solución está en los archivos". Lo sorprendente en una institución como la penitenciaria es que nadie reparara ni ningún sistema de alarma se activara cuando un funcionario que fichó el día 6 no había salido diez días después.