Con el nuevo servicio de Urgencias bloqueado y los enfermos derivados a plantas del Servet que no les corresponden, a la consejera Luisa Noeno no se le ocurre otra cosa que pedir "paciencia" mientras dura el proceso de adaptación.