FIESTAS PILAR

Gracias por vuestro recuerdo

***Enrique Murillo

***Zaragoza

Quisiera agradecer la labor que realiza la peña "Forca" para recordarnos a los ciudadanos de esta ilustre ciudad de la existencia de dicha peña y el civismo que emana por parte de algunos de sus miembros.

Como viene siendo habitual desde hace varios años, desde la tarde del primer día de las fiestas del Pilar y antes de dar comienzo el pregón de las fiestas, gran parte de la ciudad se ve inundada por unas pegatinas adhesivas con el logotipo de la peña "Forca" en portales de viviendas particulares, porteros automáticos, buzones, escaparates de tiendas y comercios, fachadas, armarios eléctricos y semáforos, farolas, postes de semáforos, señales de tráfico, pasos de peatones, en el interior de autobuses urbanos, etcétera. Pasadas las fiestas del Pilar, muchas de estas pegatinas que no han podido ser despegadas o arrancadas por personas ajenas a la peña "Forca" continúan recordándonos que la peña "Forca" existe.

Pedir a los componentes de esta peña que detalles importantes como estos no son precisamente recibidos con agrado por parte de los ciudadanos y que para divertirse y recordarnos que existen hay mejores formas de hacerlo y bastante más cívicas.

SOCIEDAD

Eutanasia, un abuso

***Josefa Romo

***Zaragoza

Ni Estados Unidos, ni Francia, ni Italia, ni Inglaterra, ni Alemania, ni ningún otro país del mundo, salvo Holanda y Bélgica desde hace dos años bajo circunstancias muy específicas, han legalizado la eutanasia activa (en estos dos es legal, pero no por ello, moral, además de darse múltiples fraudes de ley). Es natural: se trata de matar a alguien negando su derecho a la vida Y a recibir los cuidados paliativos que necesita la persona que sufre de manera indecible. La eutanasia hunde sus raíces en el ateísmo: sólo el hombre ateo (no todos los ateos), puede aceptar adueñarse de la vida de otro, usurpando un derecho divino. Dios es la mayor garantía, acaso la única, del respeto a la vida del hombre. El que no cree, fácilmente confunde al ser humano con un animal más, sin dignidad, valorándolo exclusivamente por su utilidad. El que tiene fe verdadera, ve en el otro a un hermano al que hay que ayudar y querer. Cuando se quiere de veras, no se hace daño, y no hay mayor daño que propinar la muerte. Cuando se ama, se ayuda, se espera, se sufre y se goza con la compañía del ser amado. Hay enfermos --también sanos-- que quieren morirse: carecen de amor, se sienten un estorbo, una pesada carga, o se ven abandonados; así es natural caer en una depresión, que, unida al dolor físico, hace sentir lo malo como lo mejor.

SEGURIDAD VIAL

Peatones

***Esteban Trigo

***Zaragoza

En principio mi comentario se basa en un razonamiento comparativo muy sencillo: los peatones respecto a los vehículos circulando por la ciudad siempre están amparados por un rasero a todas luces injusto. Me explicaré: como son los más débiles y son quienes generalmente llevan la peor parte en caso de accidente, se diría que sus infracciones no merecen ser sancionadas, por lo que yo quisiera convocar una especie de debate entre conductores y agentes de la Policía Local para que unos y otros declaren el número de viandantes que a diario ven cometer la imprudencia de cruzar la calle por donde no deben, y entre los que no esperan a que los semáforos les muestren la luz verde, que también son muchos, cuántos de ellos son sancionados. Porque es bien sabido que las ordenanzas municipales prohíben a todos por igual saltarse las señales y, sin embargo, me consta que los peatones, por muy inconscientes que sean, gozan de una evidente tolerancia en cualquier punto de nuestras calles abiertas al tráfico rodado y creo, que los responsables de la movilidad ciudadana no les ponen ni una sola multa. En cambio tienen ojos para ejercer una mayor vigilancia sobre vehículos que, por ir conducidos por profesionales, son quienes logran evitar más de una desgracia en la vía pública. Si alguien tiene duda de esta observación, le propongo hacer una campaña fotográfica de temeridad vial y comprobará la suerte que tienen algunos peatones saliendo ilesos de su peligrosa andadura entre coches.

SOCIEDAD

¿Qué es una familia?

***Olegario Viñuales

***Zaragoza

Dice Alejandro Tiana, secretario general de Educación, que "es necesario que los niños comprendan cómo está organizada la sociedad en la que viven y dentro de ella existen varios tipos de familia: biparentales, monoparentales y homosexuales. Negarlas es negar la realidad".

Una cosa es negar su existencia (han existido a lo largo de toda la historia de la humanidad) y otra cosa decir que son familia. Una familia es el núcleo de la sociedad, tiene hijos, abuelos, nietos, primos, sobrinos, etc. Si no existieran las familias biparentales la sociedad dejaría de existir. Si no existieran los otros tipos que ahora se les ha ocurrido llamar familia, no pasaría nada.