Gari Sancho Torres es de la opinión de que el ayuntamiento de Zaragoza, y en concreto Antonio Gaspar, culpa a la DGA de torpedear proyectos municipales para justificar los retrasos en obras de la Expo. Entrar en este debate sería muy largo, pero es indudable que desde el Gobierno aragonés se han planteado arbitrariamente criterios que dificultan el cumplimiento del calendario de obras. Igual que lo es que algunas transformaciones, como las del bariro del AVE, acumulan importantes retrasos. Ahora bien, establecer una relación causa-efecto como hace esta lectora es mezclar interesadamente las cosas.