Que la obra del Seminario de Zaragoza va a colear, está claro y que va a dar mucho trabajo a los protagonistas de la historia, también. Si no que se lo digan ya a Chunta Aragonesista (CHA), que el pasado sábado vivió una jornada muy intensa con los informes sobre el pilar desplomado. Ayer, por los pasillos del Ayuntamiento de Zaragoza corría el rumor de que el pasado sábado se hablaba en CHA de crisis política dentro del partido. Antonio Gaspar va a tener pocas vacaciones más hasta las próximas elecciones y da la impresión que tendrá que sudar lo suyo.