La respuesta de la teniente de alcalde Carmen Dueso a la petición de los comerciantes (hace tres meses) para poner alfombras navideñas en las calles del centro llegó en forma de prohibición cuando ya estaban colocadas. No son formas.