ECONOMÍA

Bolsa=Piratería

Emilio J. Martín Guerrero, Zaragoza

Lo tienen tan fácil que resulta indecente la postura de ciertos gobiernos frente a esta crisis: parece como si a algún estado europeo se beneficiara de esta situación.

Casi todo viene motivado por la Bolsa que, en este mundo globalizado, es sinónimo de especulación con sus ataques premeditados, siguiendo una estrategia común, parecida a las fichasde dominó y que, ¡vaya paradoja! no crea ni produce nada, todo lo contrario, es capaz de llevar a la ruina a empresas con miles de trabajadores. Y hay que tener en cuenta que cuando los medios de comunicación nos hablan de esos cientos de millones de euros diarios de pérdida no significa que se volatilicen sino que, acaban --gracias a esas empresas financieras-- en los bolsillos de millonarios que no tienen límite en sus ganancias.

Sin que los Gobiernos hagan nada podemos evocar a los corsarios que no eran otra cosa más que piratas contratados por diversos reinos para atacar y robar las mercancías de otras naciones. Hoy los nuevos piratas son esos conocidos grupos financieros, que trabajan en común siguiendo unos acuerdos estratégicos, y sus refugios son Mónaco, Gibraltar, Andorra y un largo etcétera de nidos de piratas al que acuden todos los bucaneros del mundo para evadir impuestos y enriquecerse a costa de la pobreza de muchos países.

Lo grave de esta situación es que a esta gente, y a los gobiernos que los protegen, les importa muy poco que todos acabemos como los pueblos del Cuerno de África mientras que a ellos no los falte mano de obra barata que les sirva a cuerpo de Rey.

FIESTAS

Indignante

Mar Ramos Navarro, Zaragoza

La noticia de que el toro "Ratón" actuará en las próximas fiestas de la población valenciana de Sueca --tras acabar con la vida de un joven el último finde en Xátiva y que constituye su tercera víctima mortal-- ha desatado la polémica sobre la seguridad en los festejos taurinos.

Las autoridades locales se han lavado literalmente las manos cual Pilatos, escudándose en que se trata de una reivindicación vecinal, así como en que se aumentará tanto el control como la vigilancia de las personas que entren en el recinto de la plaza portátil.

Y es que --lamentablemente-- la serpiente de este verano no ha sido en esta ocasión ningún tipo de reptil, sino que se ha convertido en algo mucho más peligroso y sanguinario en forma de impresionante morlaco, que con su terrible historial acumulado en los últimos tiempos, ha logrado forjarse una leyenda capaz de quitarle el aliento a cualquier ser humano.