Los economistas aragoneses tampoco aplauden al Gobierno de Rajoy. Dicen que la reforma laboral no ha tenido el efecto esperado, la financiera tampoco, critican la subida de los impuestos y siguen pidiendo una reducción de la Administración. No quieren polemizar con los políticos pero se alían con los planteamientos de sus colegas de Madrid y del Instituto de Estudios Económicos que plantean elevar la edad de jubilación. El Colegio de Economistas, cuyo decano es Francisco Gracia, ha hecho una encuesta de coyuntura digna, pero quizás se echan en falta propuestas concretas para el futuro económico de Aragón y, como expertos en la materia que son, hacer un diagnóstico de lo que puede ocurrir en la comunidad en inmediatos ejercicios, según escenarios. Decir que la situación seguirá siendo mala en 2014 es obvio.