El consejero de Economía, Francisco Bono, ha achacado el paro juvenil a políticas educativas inadecuadas, que han pervivido durante "décadas". Lo dirá por los jóvenes que se van a Alemania con un título superior y con tres idiomas bajo el brazo.