La aplicación de la ley de la dependencia en Aragón ha recibido un suspenso sin paliativos de la asociación de gerentes de servicios sociales