Resulta esperpéntico lo que hay que oír estos días con el runrún de los indultos. Pero sin duda alguna la palma se la llevan Vera y Barrionuevo, que fueron condenados por secuestro antes de ser indultados. En algo tienen razón, su indulto y el que se propone para los políticos independentistas se parecen como un huevo a una castaña. Los independentistas no han secuestrado a nadie. También llama la atención que haya habido centenares de indultos en la democracia, entre otros el del juez corrupto Gómez de Liaño y el del mafioso Jesús Gil. Ambos indultados por el PP. El general golpista Armada (cuando los tanques circulaban por Valencia y Tejero disparaba, no hubo dudas sobre si era rebelión o sedición), fue indultado por el PSOE, como el banquero Alfredo Sáenz. Curiosamente unos meses después de este indulto el Banco Santander perdonó una importante deuda al PSOE. En fin, que si de criticar indultos se trata, se pueden criticar muchos. Quizá un debate más serio sería si debe existir o no la posibilidad de que un gobierno conceda indultos, o plantear que los indultos los vote el Parlamento. Pero ese es otro debate. El tema aquí es el de la audacia política. Aznar entabló negociaciones con ETA (¿se acuerdan de aquello del Movimiento vasco de liberación?) y acercó presos al País Vasco. Sin embargo, la negociación no salió bien, y ETA continuó. Pero lo intentó y hay que reconocérselo. Zapatero también tuvo la audacia de negociar con ETA. Gracias a ello (y a la labor de Jesús Eguiguren y Arnaldo Otegi), hoy ETA no existe. ¿Recuerdan al PP y sus huestes manifestándose contra Zapatero al grito de «traidor»? Y ¿la agresión al ministro Bono? Hoy la situación es similar. Un Gobierno que quiere dar un paso audaz para intentar reconducir un tema de máxima importancia (Cataluña) y un PP-Vox al que todo le da igual con tal de erosionar al gobierno. Puede que esta actuación de Sánchez sirva para reconducir el problema catalán o quizá no. Da igual, en temas de esta trascendencia hay que apoyar al Gobierno por intentarlo, como hay que reconocer a Aznar por haberlo intentado. Ojalá PP-Vox entendieran esto.