Kiosco

El Periódico de Aragón

Editorial

Tóxico espectáculo en la ceremonia de los Oscar

En los últimos años, sin necesidad de volver a tiempos oscuros en que se le impuso ajustarse a la moral imperante, la industria del cine se ha visto conducida a mostrarse sensible a los cambios de valores en campos como el protagonismo de la mujer y su igualdad salarial, la representación de la diversidad étnica y de opciones sexuales o el fin de la tolerancia a prácticas de abuso sexual. Sin embargo, la gala de los Oscar celebrada este año y televisada a millones de espectadores ha mostrado que la industria de Hollywood tiene todavía mucha ropa sucia que lavar.

La escena bochornosa protagonizada por el presentador de la ceremonia, Chris Rock, mofándose en público de la alopecia de Jada Pinkett-Smith, del auditorio riendo la gracia y del actor Will Smith defendiendo a su esposa con el uso de la violencia, y más concretamente mediante el método de asestar un sopapo en presencia de las cámaras de televisión que retransmitían esta escena en directo a todo el mundo, fue una exhibición de masculinidades tóxicas por parte de todos y cada uno de los participantes y asistentes a la gala. De quien consideró gracioso mofarse de un problema físico, pero también de aquellos que creyeron que le correspondía a él alzar la voz y hacerlo a bofetones, con una excusa posterior que sonaba demasiado a los argumentos de quien justifica la violencia machista como un exceso pasional.

Ante un cómico que se comportó como un acosador escolar, Will Smith desaprovechó la oportunidad de (si la ofendida lo consideraba oportuno) levantarse y renunciar a recoger su galardón o bien aprovechar el altavoz que le daba un evento como los Oscar para recriminar con argumentos y no con violencia el comentario vertido por el presentador. Además, la Academia también podía haber actuado con la expulsión del autor de la agresión de la sala, como debería suceder en cualquier local donde un energúmeno la emprenda con un artista, desafortunado o no, sobre un escenario.

Compartir el artículo

stats