Kiosco

El Periódico de Aragón

Marian Rebolledo

No queremos olimpiadas

Esto de la candidatura a los Juegos Olímpicos de invierno para el año 2030 está siendo un sinsentido desde el primer día. Cataluña quiere entrar pero luego no; ahora solo entra si manda en todo y Aragón va de comparsa; Cataluña entra pero ahora lo va a consultar con el territorio en referéndum. ¿Qué será mañana? Cataluña se presenta pero solo si en la inauguración coronan a Pere Aragonés como emperador de la Corona catalanoaragonesa. Cataluña lidera la candidatura pero la prueba de esquí de travesía se hará en Barcelona, bajando las Ramblas hasta el mar. Cataluña se presenta pero solo si la nieve es amarillo independentista. Cataluña se presenta si para competir en las Olimpiadas es obligatorio hablar y escribir en catalán, nivel alto (y si son chinos como si son polacos).

Podríamos seguir desvariando todo lo que quieran, pero aquí hay un hecho claro: en realidad el gobierno independentista de Cataluña no quiere esas olimpiadas. De hecho, no quieren nada que asocie su sacrosanto territorio a la palabra España. Y tengo mis dudas de que el gobierno de Pedro Sánchez quiera la candidatura, la verdad, con todos los dolores de cabeza que le está causando sólo presentarla. Para empezar, el cabreo de Lambán, que está firme y yo que lo aplaudo. Y para seguir, el día a día con políticos independentistas que si no consiguen ser sede, mejor, pero que si la consiguen, se van a pasar el día reivindicando la independencia, los lacitos amarillos, a Puigdemont y la opresión en la que viven.

Así que ¿sabes lo que te digo? Que yo me iría olvidando, porque esto es un gallinero que más vale, si se hace, hacerlo bien. Y si no, que retiren de nosotros este cáliz, ahora que estamos a las puertas de la Semana Santa.

Compartir el artículo

stats