Kiosco

El Periódico de Aragón

María Gómez y Patiño

Tercera página

María Gómez y Patiño

El bombardeo de Guernica y el de Ucrania

Ojalá sirviera para algo que Putin visitara el cuadro de Picasso en el Reina Sofía

Hace 85 años se produjo el 26 de abril de 1937 el pavoroso bombardeo de Guernica sobre la población civil, un bombardeo en alfombra, pues no podía haber respuesta antiaérea.

La legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana bombardearon sin compasión esta localidad que, casualmente, celebraba el tradicional mercado de los lunes, al que acudían no solo los habitantes de Guernica, sino también los de las aldeas cercanas. A pesar de que la Alcaldía se vio obligada a suspenderlo, todos los visitantes ya estaban allí y tuvieron que salir huyendo del bombardeo y de las llamas.

Bombardeo selectivo

Todo un día de ataques aéreos sobre una población de unos cinco mil habitantes que fue reducida a tres mil. Treinta y un bombarderos y veintiséis cazas fueron descargando sus bombas, no solo explosivo-destructivas, sino también incendiarias, con la consiguiente destrucción, con fuego y humo, así como la conmoción ciudadana que eso produjo.

Testigos presenciales afirman que también hubo ametrallamientos aéreos, y que vieron cómo en vuelos rasantes fueron ametrallados algunos agricultores que araban la tierra junto con sus bueyes y perros.

Se ha escrito mucho sobre las razones del bombardeo de Guernica, lo mismo que sucede ahora con los bombardeos de Ucrania. En el primer caso se trataba de la Villa Foral del País Vasco, en los de Ucrania, también se está haciendo un bombardeo selectivo, por razones, a veces desconocidas, pero siempre inaceptables.

Hubo que esperar 60 años, hasta 1997 a que el presidente alemán, Roman Herzog, pidiera perdón por escrito a través de su embajador en España por la autoría alemana del bombardeo

decoration

Hubo que esperar 60 años, hasta 1997 a que el presidente alemán, Roman Herzog, pidiera perdón por escrito a través de su embajador en España por la autoría alemana del bombardeo. ¿Habrá que esperar otros sesenta años para que se pida perdón por los bombardeos en Ucrania? O, si la historia sirve para aprender ¿por qué se siguen repitiendo los mismos errores?

Ese mismo año, Picasso llevaría 'El Guernica' a la Exposición Internacional de París, que conmovió a los visitantes. Siendo cierto que hoy es la obra más universal de Picasso, ni cien 'Guernicas' justifican la existencia de los bombardeos sobre la población civil.

Barbaries históricas

Que en Bilbao, el Instituto de la Memoria (Gogora), de la Convivencia y los Derechos Humanos vaya a conmemorar en el Palacio Euskalduna el bombardeo con una obra orquestal, compuesta por Aitor Echevarría (guerniqués), titulada 'Guernica 85', significa que hay que seguir recordando las barbaries históricas con el único fin de aprender y no volver a cometer los mismos errores que se cometieron entonces.

Ojalá sirviera para algo poderle enviar una invitación al presidente Putin para que visite 'El Guernica' en el Museo Reina Sofía en Madrid, porque parece no conocerlo; o que escuche el horror de la música 'Guernica 85', en la que se incorporan voces testimoniales, para que sienta espanto de lo que está haciendo.

Soy consciente de que el bombardeo ucraniano también está generando obras de arte (música, pintura y literatura), pero opino que la humanidad podría prescindir de ellas si el precio fuera la paz.

Compartir el artículo

stats