Kiosco

El Periódico de Aragón

Nerea Vadillo

Inteligencia emocional

Nerea Vadillo

Darias, parias

Señora Parias, disculpe, Darias, es usted ocurrente. Moncloa ha desmentido que Sanidad vaya a prohibir la cerveza y el vino de los menús del día, pensaba recomendar no incluirlos. El mero hecho de verbalizarlo, excelencia, no es sino un insulto de primera para sus compatriotas, en tanto que constituiría un atentado más de este Ejecutivo blandiblu, a las libertades fundamentales. ¿Hasta dónde pretenden llevar ustedes el control sobre los individuos? Promuevan todo lo que quieran la dieta mediterránea como modelo de alimentación, pero lo de no incluir el consumo de alcohol porque las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España... ¿Un reto sanitario y social? Más bien suena, a un querer evitar males mayores, pero no en la salud cardiovascular de la ciudadanía sino en la de las arcas del Ministerio de Sanidad. Prevenir las patologías cardiovasculares, no debería pasar por pedir a los hosteleros que dejen fuera de los menús del día, las bebidas alcohólicas (jodamos un poquito más al proletariado y dejémosle sin ningún tipo de válvula de escape, copita de vino o cervecita para pasar los malos tragos del diario y ayudar a favorecer la deglución). A buen seguro, que su Excma. Sra. Ministra, se toma más de una copita, y de los mejores caldos (de los que no se incluyen en el menú, curiosamente), aunque quizás no, que usted tiene pinta de ser de las del más vale prevenir que curar. Olvidaba que no es sanitaria sino jurista, con todos los vicios aprendidos de la profesión, que, por cierto, no suele hacer ascos a los efectos nocivos del alcohol, pues son muchos de los suyos, los máximos adoradores de Baco. ¿No serán más bien las facturas disparatadas de la luz, el gas, la cesta de la compra, las causantes de tanto infarto?

Compartir el artículo

stats