Kiosco

El Periódico de Aragón

Carmen Bandrés

Sedimentos

Carmen Bandrés

La gala de los búho

El búho, ave rapaz dotada de grandes ojos y oído prodigioso, es también el símbolo de los premios otorgados anualmente por la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro. El búho lo ve todo y lo oye todo; confesaba Carmen Martín Gaite cómo solía desplazarse en el transporte público, atenta a todo cuanto sucedía a su alrededor, lo cual le serviría para tejer más tarde sus escritos, plenos de naturalidad y proximidad al sentir más humano. A su vez, el pasado martes, un feliz búho fijó su perspicaz mirada en la entrega, que muy orgulloso presidía, de los premios de la AAAL en su XXX edición.

En presencia de destacadas autoridades y personalidades de la cultura aragonesa, tras una actuación del Teatro de Robres, también galardonado en esta ocasión, Javier Barreiro, glosado por Fernando Gracia, reputado cinéfilo y expresidente de la AAAL, recibió el premio por su dilatada y extraordinaria labor intelectual, literaria y social. Margarita Barbáchano, escritora y periodista, presentada por María Gómez y Patiño, relevante figura de nuestra Universidad, lo obtuvo por su contribución a la novela aragonesa actual. Tras unas elocuentes palabras de Eugenio Mateo Otto, actual presidente de la AAAL, el búho a la mejor edición 2021 recayó en Domingo Buesa, ilustre académico e historiador de gran prestigio, por su obra El retrato de la madre de Goya, editada por Editorial Prensa Diaria Aragonesa. Luis Manuel Casáus recogió su búho como director del Teatro de Robres, tras la expresiva introducción de Luis Trébol, mientras que Reyes Guillén y David Francisco, de Pregunta Ediciones, se hacían cargo del suyo tras la presentación de Víctor del Molino. Por último, Walter Espada, director del Centro Cultural Mariano Mesonada de Utebo, se hizo cargo de su premio tras la glosa de J. A. Monteagudo, leída por Ángel Hernández Mostajo.

Compartir el artículo

stats