Kiosco

El Periódico de Aragón

El comentario

Pan y circo

En tiempos de los romanos, cuando las cosas iban mal, los emperadores para distraer la atención del pueblo, los obsequiaban con pan y actuaciones en los coliseos que llegaban a durar meses y meses. A mi modo de ver las cosas, esto es lo que intentan hacer los mandatarios tanto de Enel como políticos con la representación teatral que nos van a ofrecer con la demolición de las torres de la Central Térmica de Andorra. Va a ser por todo lo alto, graderíos para contemplar desde un puesto privilegiado, lanzaderas de autobuses, infinidad de medios de comunicación para retransmitir la citada demolición, etc. Como si el día 13 de mayo de 2022 las gentes de Andorra tuviéramos que marcarlo en los calendarios en rojo (para mi más bien es un día de luto).

Bien, hasta aquí tenemos el circo. Pero estos mandatarios se olvidan de lo más importe, se están olvidando del pan.

El pan que nos quitaron a toda la comarca el día que decidieron cerrar la central, dejándola sin futuro y dejando sin trabajo a cientos de personas, obligándonos a tener que dejar nuestra tierra.

El pan que nos niegan desde que Endesa decidió abandonarnos a nuestra suerte. Recuerdo que vino hasta la señora ministra inundándonos de promesas, vendiéndonos una transición justa que a día de hoy no ha llegado, y mientras tanto nuestros hijos se van porque seguimos sin poder ofrecerles nada. Seguimos bajando de población en una comarca ya de por sí despoblada. Seguimos sin futuro.

La demolición de las torres debería de ser un día de reivindicación, un día para exigir las promesas incumplidas, para que esas empresas prometidas se hagan realidad y por fin veamos otra vez el futuro que falta nos hace.

Por estas razones digo a los señores mandatarios tanto políticos como empresariales que se dejen de actuar como emperadores romanos y nos den más pan y menos circo.

Compartir el artículo

stats