Kiosco

El Periódico de Aragón

En la antigua Escuela de Artes

El nuevo conservatorio de Música debería quedar cerca del actual

Ante el hecho de que el actual Conservatorio Profesional de Música de Zaragoza se está quedando pequeño y presenta deficiencias estructurales como goteras, se está generando una demanda de traslado del mismo, que, a un grupo de familias vinculadas al centro (y nos consta que a algunos profesionales) nos gustaría que se evaluara de una manera planificada y lógica.

Para empezar creemos relevante que se tuviera en cuenta el emplazamiento: hay trabajadores y alumnos que han decidido estar aquí por su ubicación, así que el nuevo conservatorio, pensamos , que debería quedar cerca del actual, o de su precedente de la calle San Miguel.

Por otro lado, pensamos que debiera ser un lugar céntrico, con acceso a transporte público cercano, parking o zonas de carga y descarga para los que vinieran con coche y garantizar su sostenibilidad y accesibilidad al servicio.

Añadiendo que si además es en un espacio que sea patrimonio de la DGA, que requiera pronta rehabilitación y que además de lo anteriormente expuesto, esté relacionado con las artes, encontramos como emplazamiento ideal el antiguo edificio de la Escuela de Artes Aplicadas en la plaza de los Sitios. Se trata de un edificio emblemático y bello, a la vez que amplio, situado en el corazón de la ciudad, de puertas abiertas a un parque al que impregnar de música, y junto a uno de nuestros principales museos lo cual podía ser fuente de sinergias culturales.

Si bien somos conocedores de que pudiera haber otros edificios públicos por el centro que igualmente servirían al mismo cometido.

En cualquier caso nuestra propuesta invita a actuar a tiempo, con lógica y pensando en el interés público, y con ello, en el cuidado del patrimonio y en la mejora de la vida artística de la ciudad.

Otra alternativa que vemos interesante dado el elevado número de habitantes que se concentran en la zona de influencia del CPMZ, sería la posibilidad de que llegaran a convivir, incluso, dos conservatorios: manteniendo de esta forma el actual y ubicando uno nuevo en otro emplazamiento.

Ojalá devolvamos el arte de la música al lugar en el que otras artes habitaron hace un tiempo. Propiciando al mismo tiempo una solución comprometida social y medioambientalmente, minimizando los desplazamientos de familias con sus vehículos que estarían ligados a otros emplazamientos en las afueras de la ciudad planteados desde otros intereses.

Compartir el artículo

stats