Kiosco

El Periódico de Aragón

Miguel Miranda

Virando a babor

Miguel Miranda

El peligro de la abstención

Lo que pasa en Francia nunca debería dejarnos indiferentes. En los últimos procesos electorales, casi el 54% de los electores ha decidido no votar. El dato es llamativo porque hace pocas décadas la participación llegaba al 80%. Esta renuncia al derecho a votar no es exclusiva de nuestros vecinos sino que es algo generalizado en Europa. En las últimas de Andalucía el 42,6% de los electores se abstuvieron. Y los analistas señalan además que son los jóvenes los que no ejercen su derecho. A menor participación aumentan las dudas sobre la legitimidad de los elegidos lo que deteriora al propio sistema democrático cuando, además, la extrema derecha se mantiene o renace sin complejos. No es fácil señalar una sola causa para fenómenos tan complejos ni tampoco apuntar las soluciones, pero la cuestión merecería la preocupación de todos y especialmente de los partidos políticos. Contra la crisis de la Democracia, más Democracia, dicen algunos. Hay indicios que apuntan a que superada la desafección lo que los jóvenes desean es mayor participación en un sistema que no la facilita. Es claro que los partidos políticos, por su funcionamiento interno, en general poco democrático, no les convence como instrumento de participación. Hace tiempo que las cúpulas desertaron del objetivo de tener partidos de militantes para optar por aparatos fieles y clientelares con los que aspirar a conseguir el voto de los electores. Pero este modelo parece anunciar su agotamiento. Además se pone en duda la bondad de sistemas como las primarias para elegir a los cargos, pero no explicita cuál sería la alternativa. ¿Quizá el dedazo entre los jefecillos, con frecuencia muy mediocres? Los militantes sobran y hasta molestan. Ya son prescindibles hasta las cuotas que pagan porque hay otros ingresos. Y este es el caldo de cultivo más apropiado para la corrupción. Lo señala el juez Bosch en su magnífico ensayo La patria en la cartera. La corrupción, otro motivo de la abstención.

Compartir el artículo

stats