Kiosco

El Periódico de Aragón

Nerea Vadillo

Inteligencia emocional

Nerea Vadillo

‘Stupid way’

A los españoles nos sobra el dinero y no necesitamos que el sector que más riqueza aporta a la economía española siga recuperándose del mazazo de la pandemia. Por eso se nos ocurre poner las cosas fáciles a los británicos. Como son pocos los que llegan a nuestro país para gastar su dinerito... Más de 18 millones de turistas británicos visitaron España en 2019, el último año más reciente de viajes internacionales sin restricciones, pero parece que esto podría cambiar, si finalmente se les empiezan a pedir exigencias del tipo: demuéstrame que tienes al menos 760 libras para gastar, o no entras en España. Las nuevas reglas del Spanish Government obligarían a los turistas británicos a demostrar que tienen suficiente dinero para su estadía: un mínimo de 100 euros por persona/día, y, además, 900 euros disponibles en fondos. Una familia británica de cuatro miembros no tendría el parabién para veranear en España, si en sus haberes no dispusieran de casi 4.000 euros para gastos. Brillante forma de quitarse de un plumazo a unos cuantos británicos, especialmente, a todos los que quisieran unas vacaciones baratas. Pero es que, además de demostrar que tienen plata suficiente para fundir, los británicos (a los que se les ha metido en la misma categoría que los que viajan desde un tercer país de fuera de la UE, postura bien inteligente), se les solicitará también billete de ida o vuelta, y comprobante de alojamiento, o en su defecto, carta de invitación, si se alojaran con amigos o familia. Atrás quedaron los tiempos en los que nuestros mandatarios se hartaban de repetir que la industria turística española se colapsaría sin los británicos y que harían lo imposible para darles la bienvenida. Sigamos con nuestra stupid way. Llegaremos lejos.

Compartir el artículo

stats