Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Miguel Miranda

VIRANDO A BABOR

Miguel Miranda

‘Argentina 1985’

«No fuimos los soldados. Fueron los oficiales». A la entrada de Campo de Mayo sobrevivía una pintada que nadie se ocupaba en borrar. Recorriendo la enorme finca reservada hasta hacía poco para uso exclusivo de los militares, nos encontramos con una clínica que según me explicó mi guía, allí, en esos días, estaba ingresado el General Videla que estaba enfermo y cumpliendo su pena tras el juicio que sentó en el banquillo de los acusados a los generales responsables de la dictadura militar. Varios fueron condenados a reclusión perpetua. Callejeando, muy a menudo te encuentras una placa en la pared o un azulejo en el que consta la identidad de alguna persona que allí mismo fue detenida y luego desaparecida, al estilo de las estrellas de David que se ven en las calles de Berlín. En la plaza del Congreso hay un monolito que recuerda a los trabajadores de correos desaparecidos y en la sede del Colegio de trabajadores sociales, en la que me invitaron a dar una conferencia, había una placa en la pared con la identidad de docenas de colegas desaparecidos. Al año siguiente observé otra placa añadida porque seguían teniendo noticias de nuevos casos. La película Argentina 1985 dirigida por Santiago Mitre y con un espléndido Ricardo Darín en el papel del fiscal Strassera nos introduce en aquel juicio que supuso una lección al mundo de cómo se puede conseguir justicia y demostrar que la detención ilegal, la tortura y el asesinato nos hablan de la bajeza moral de quienes la ejercieron durante años y con miles de personas. Visité la ESMA, reconvertida en un centro dirigido a la Memoria. Para que no se olvide y para que, como acabó su discurso de acusación el fiscal «nunca más». Después de aquel juicio ha habido muchos más y más asesinos condenados. El trabajo de las madres y abuelas de Plaza de mayo rindió sus frutos. Aquí sin embargo, el alcalde Almeida homenajea a golpistas sin ninguna vergüenza. Argentina nos dio una valiosa lección.

Emocionante película.

Compartir el artículo

stats