Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Marian Rebolledo

La ministra y el macho alfa

Esto hay que transcribirlo de forma literal. Son las palabras de Carmen Herrarte, consejera de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, ayer: «Las mujeres de centro derecha han salido adelante por sus méritos, sin cuotas, frente a otras como Irene Montero que está donde está porque le ha fecundado el macho alfa, por eso es ministra». Carmen Herrarte, que milita en Ciudadanos (menos mal que este partido se está yendo a pique, porque madre mía lo que tenía dentro) ya ha empezado a maniobrar para separarse del barco que se hunde y ahora ha decidido que si soltar veneno contra otras mujeres la acerca más al PP, pues a largar por esa boca. Yo le digo que no se haga ilusiones, que mira lo que le pasó a Macarena Olona, que empezó fundando un movimiento contra las políticas feministas y ha acabado denunciando la forma tan machista con que la han tratado en Vox. Pero bueno, a mí qué me importa. A mí me importa que se insulte a la ministra Montero con el viejo truco de considerarla la marioneta de un varón, por mucho que dicho varón, ese humilde podcaster, como ahora se hace llamar Pablo Iglesias, sea un señor de libro: prepotente, faltón, con tendencia a insultar a otras mujeres (como a Yolanda Díaz) si no le siguen el rollo. No sé si la ministra Montero tiene más o menos capacidad que otros hombres y mujeres que están en política (véase la propia Carmen Herrarte). Pero lo que tengo claro como feminista es que por denigrar a mis compañeras, los señores jefes no me querrán más. Ni me aceptarán más. Ni me darán mejores puestos. Acuérdese, señora Herrarte: los hombres siempre han tenido subalternos desechables para hacerles el trabajo sucio. Y usted está haciendo el papel de maravilla.

Compartir el artículo

stats