Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Editorial

Las agencias estatales pasan de largo

Aragón no tendrá una sede de la Agencia Espacial Española ni albergará el centro que impulsará la Inteligencia Artificial. Ni Teruel, ni Zaragoza. Los elegidos por el Gobierno central son Sevilla y La Coruña, según anunció ayer la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, tras un Consejo de Ministros que trajo malas noticias para la comunidad. Se esperaban, pero su confirmación certifica que Teruel se quedará sin sueño y que ha vuelto a ver pasar un tren al que será difícil subirse algún día. Tanto esta decisión como la de la Agencia de Inteligencia Artificial se enmarcan, según Rodríguez, en la apuesta del Gobierno por descentralizar los organismos públicos de nueva creación «para fortalecer la igualdad de oportunidades y la cohesión territorial».

Las palabras de Rodríguez tuvieron pronto su réplica y la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, dijo sentirse «engañada» por un «paripé», porque la decisión «estaba tomada desde el minuto uno». Mientras, la DGA denunció que la elección final se ha basado más en criterios «políticos y electorales» que técnicos, y aseguró que el Ejecutivo de Lambán continuará con las acciones judiciales a pesar de que el Gobierno ya había echado por tierra los requerimientos del Ayuntamiento de Teruel y la DGA al entender que los criterios establecidos –una amplia red de acceso a medios públicos de transporte con conexión de alta velocidad, además de estar a menos de una hora de un aeropuerto internacional, en el caso de la Agencia Espacial– «no producen indefensión o perjuicio irreparable».

Aragón, en definitiva, ha visto pasar de largo dos de los tres centros a los que aspiraba la comunidad y solo la Agencia Estatal de Salud, a la que también opta Zaragoza, puede devolver algún resquicio de ilusión, ya que le transformaría en punta de lanza de la sanidad a nivel nacional. La especialización se ha convertido en uno de los mejores avales para garantizar empleo y riqueza a cualquier territorio. Quizá por ello sea una obligación que Teruel continúe trabajando para hacerse un hueco en actividades como la agroalimentación y las energías renovables (el nudo Mudéjar de Andorra es toda una oportunidad) para recuperar el terreno perdido durante todos estos años.

Con la decisión de ayer, queda constatado que la distribución de organismos estatales no llegará a las zonas más deprimidas, a pesar de que fue eso lo que vendió el Gobierno de Sánchez. Pero ello no ha de ser óbice para dejar de creer en la capacidad de Aragón para ganarse el futuro.

Compartir el artículo

stats