El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

REBOLLEDO Marian BITONO

Llenemos el banco de alimentos

Siempre he colaborado con el Banco de Alimentos. Cuando llegaba la gran recogida, recuerdo hacer la compra y echar al carro lo que me parecía que podrían necesitar las familias menos afortunadas que la mía. A veces eran los voluntarios los que te decían qué hacía falta (desayuno para los niños, nos dijeron un año) y tú elegías en los estantes esos productos que pensabas que irían a parar a las mesas de familias menos afortunadas que la tuya. Era parte de la mística de donar, pensar que tus acciones iban directas a beneficiar a alguien.

Pero la pandemia cambió la dinámica de la acogida. El caso es que el modelo, que tantísimo éxito tenía, ha pinchado. ¿Se habían enterado? Este año la gran recogida ha sido del 25 de noviembre al 3 de diciembre. Pero las cifras, que ya se planteaban peores que otros años, han sido incluso más bajas de lo esperado. En 2022 el modelo ha sido híbrido: podías donar alimentos, podías donar dinero. En algunas ocasiones han sido los mismos supermercados los que no han querido colaborar en la recogida de productos físicos. Así, en alimentos se han recaudado unos 100.000 kilos. Dinero, entre 300.000 y 350.000 euros. Parece mucho, pero traducido a kilos de comida son 150.000. No les abrumo con cifras. En los medios se han publicado.

Solo quiero darles un dato positivo: podemos revertir la situación. En la Fundación Banco de Alimentos de Zaragoza hay un enlace para donar. Hay que corregir lo que sea que haya fallado. Si tenemos alegría para llenar las calles, los bares, nos podemos permitir soltar algo de dinero para colaborar. Venga, tómenselo como si fuera un partido del Mundial: hay que remontar. Hay que llenar esas estanterías hasta el techo otra vez.

Compartir el artículo

stats