Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Roberto Malo

ALÉGRAME EL DÍA

Roberto Malo

Entrevista minimalista

Entro en el bar y sin mirar a la barra me dirijo a los servicios masculinos. Una vez dentro, abro la bolsa y saco el uniforme de policía. Es auténtico; según parece, los de producción lo han conseguido a través de un conocido. Me lo pongo, me encasqueto la gorra, coloco las esposas, la porra y la funda de la pistola en el cinturón, dejo mi ropa de calle en la bolsa y, cual superman de cortometraje, salgo con mi nueva identidad. La camarera se sonríe, divertida con el cambio. «La magia del cine», le digo guiñándole un ojo. Con cierta chulería en el andar (me estoy metiendo en el papel a pasos agigantados, está visto), me encamino a que me maquillen, para estar bien guapo a la hora de rodar. Una periodista me entrevista mientras tanto. «Cuéntame algo de ti. ¿Cómo eres?». «Bueno, depende de con quién esté. A veces soy muy cariñoso, a veces soy muy frío, a veces soy muy salvaje...». «¿Y cómo eres realmente?». «Sólo soy yo realmente cuando estoy solo». «Entonces, ahora no eres tú realmente». «Exactamente. Ahora estoy actuando». «¿Actuando? ¿Es que estás en una película?». «Sí, eso mismo, estoy en una película. Bueno, todos estamos en la película». «¿Y quién es el protagonista?». «Todos queremos ser el protagonista». «Sin embargo, no todos podemos serlo, ¿no? ¿Qué nos queda ser entonces a los demás?». «Pues ser los secundarios, los extras... Por ejemplo, tú y yo somos extras». «Vaya. ¿Y qué tenemos que hacer?». «Pues lo que hacen todos los extras. Caminar de un lado para otro pero siempre de fondo, como un telón andante». «¿Y qué más?». «Poco más, la verdad. Nadie te ve, nadie te saluda, nadie sabe cómo te llamas. Solo te conocen unos pocos. Solo los amigos». «Me estás deprimiendo». «Lo sé. Pero así es la vida. La vida es un chiste. Un chiste cruel». «Cuéntame un chiste, venga». «No, que te reirás». «Entonces cuéntame un cuento». «Me encantan las entrevistas».

Compartir el artículo

stats