La telecomunicación del futuro

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Después del anuncio esta semana de la Comisión Europea de que abrirá una consulta pública para que gigantes como Google, Amazon o Meta (Facebook) paguen un peaje por usar las redes, habrá que prestar mucha atención a lo que suceda alrededor del Mobile World Congress de Barcelona desde este lunes. Hasta el jueves, España será el centro de atención del mundo tecnológico con importantes foros de debate, asuntos de enorme relevancia por tratar y, quizá, decisiones que empiecen a madurarse. Muy especialmente se aguarda con profundo interés la intervención del comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, así como de representantes de grandes operadoras como José María Álvarez-Pallete, de Telefónica, y Christel Heydemann, de Orange.

Toca de lleno a una de las bases de internet, la neutralidad de la red, y a una reclamación histórica de quienes las mantienen, las operadoras. En sus inicios, se quiso proteger el acceso de todos a internet para evitar que las telefónicas priorizaran servicios según sus intereses, dejando fuera a los pequeños creadores. Lo que ha acabado ocurriendo es que han surgido gigantes empresariales, plataformas digitales que ganan millonarios beneficios usando unas redes que no pagan. Con el añadido de que cada vez el uso de esta estructura es más intensivo y exige mayores inversiones (el despliegue de 5G) por parte de las operadoras. Es, por lo tanto, justo plantearse que compañías como Amazon paguen un peaje para contribuir a la construcción de estas redes que utilizan, algo que en ningún modo haría peligrar la neutralidad, porque son estas compañías ahora las que están en posición de dominio. Del mismo modo que también es totalmente justo, como defienden los editores, que compañías como Google les compensen por obtener pingües ganancias de unos contenidos que no elaboran estas plataformas, sino los medios.

En el encuentro de profesionales de la tecnología móvil que se va a desarrollar en nuestro país acapararán también mucho interés todas las novedades relacionadas con la inteligencia artificial. ChatGPT, el chatbot que escribe textos y mantiene conversaciones que está causando sensación por su presente y, sobre todo, por sus potencialidades futuras, es una muestra de lo que puede evolucionarse en este campo. Las tecnologías verdes, en las que la emergencia climática nos empuja a avanzar, volverán a estar en el centro del debate, así como tendencias que ya vienen despuntando desde el año pasado, como el metaverso, ese nuevo ecosistema virtual.

Suscríbete para seguir leyendo