El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Juan Bolea

Sala de máquinas

Juan Bolea

Socialismo o ‘sanchismo’

Socialismo o ‘sanchismo’

El argot político está plagado de toda clase de términos satíricos o burlescos, la mayoría de ellos de tan escaso ingenio como llamar «sanchismo» o «el sanchismo» a la manera de hacer política de Pedro Sánchez. Modo o estilo que el PP de Feijóo –¿feijoismo?–, aspira a derrocar para imponer el suyo.

Ingenioso o no, el término sanchismo, y acertada o no su contra-campaña, no parece que el PP vaya a atacar al socialismo o a la socialdemocracia en sí, a socialistas o socialdemócratas, sino concretamente al sanchismo, y a su sumo sacerdote Pedro Sánchez.

Una estrategia nada original si recordamos que el propio Sánchez, cuando estaba en la oposición y andaba urdiendo la moción de censura, repetía una y otra vez que «había que echar a Rajoy», personalizando en su rival toda su crítica. Igualmente aquel «¡Váyase, señor González!» voceado por Aznar podría servirnos como ejemplo o precedente de la simple identificación del partido en su presidente, del Gobierno en su titular, confundiendo la parte por el todo con esa figura retórica –sinécdoque–, muy empleada en literatura y, por lo que vemos, también en política.

Concentrando su artillería en «echar a Sánchez» para derrocar el sanchismo, el PP busca irritar hasta la exasperación al mismo votante que ya ha manifestado su enfado en las recientes elecciones autonómicas y municipales, movilizándolo de nuevo de cara al 23 J en una doble motivación: la de hacer caer a un presidente que desde la derecha se ve como un tramposo usurpador y la de abominar de sus reformas legales y financieras para abolirlas en cuanto el Parlamento y Gobierno cambien de manos.

El PSOE, por su parte, tratará de poner en campaña y en valor sus tradicionales conquistas socialdemócratas, el estado del Bienestar, la mejoría de las condiciones laborales de los trabajadores y sus progresos sociales, entre otros avances durante su legislatura de coalición con Unidas Podemos. Si consiguen demostrar que el sanchismo no existe, los socialistas resistirán bajo su techo electoral, pero si el PP les vuelve a ganar el relato lo tendrán más difícil.

Compartir el artículo

stats