Kiosco

El Periódico de Aragón

Carmen Lumbierres

El triángulo

Carmen Lumbierres

Gobierno en crisis

La legislatura ha tenido poco espacio para los remansos, pero cuando los ha habido el nivel de desencuentro entre los socios de gobierno ha ido en aumento, está entrenado desde el principio de su mandato para funcionar en crisis y es ahí cuando exhiben su músculo. Funcionan mejor como estructura de respuesta rápida, a veces no tanto, ante los conflictos sobrevenidos del exterior, pandemias o guerras. Las medidas de escudo social, de aplicación de políticas concretas a corto y medio plazo es un hábitat que manejan mejor que las deliberaciones más complejas que necesitan las aprobaciones de leyes o los acuerdos de renovación institucional.

Gobernar para las crisis, ejecutar decisiones con un marcado carácter presidencialista con Pedro Sánchez de «comandante en jefe» es el engranaje que tienen mejor rodado. Cuando todo el mundo preveía ayer que el plan iba a presentar orientaciones generales sobre la crisis energética que tendrían que negociarse con agentes sociales y oposición, que no iba a haber rebajas fiscales y ahí se agarraba ya el Partido Popular para no tener que dar respaldo a las medidas, Sánchez anuncia una rebaja del combustible de 20 céntimos a todos los ciudadanos. Ese es el titular que todos queríamos leer, y el que han dado. Francia anunció la rebaja de 15 céntimos a partir del 1 de abril, nosotros 20, volver a la imagen de país europeo que más medidas de intervención pública articula frente a la crisis. Pasó en la pandemia con los ertes, préstamos ICO, aumento del Ingreso Mínimo Vital y repetimos exactamente ese modelo. El Gobierno de coalición tiene un relato, el de la protección de los trabajadores y las pequeñas empresas en momentos excepcionales.

El Gobierno de coalición tiene un relato, el de la protección de los trabajadores y las pequeñas empresas en momentos excepcionales.

decoration

También tiene una puesta en escena que a muchos mortifica, pero a otros otorga seguridad, el presidente del Gobierno toma las riendas del país, pelea en Europa nuestros intereses y vuelve vencedor en el segundo asalto comunicando las medidas en un foro empresarial el lunes por la mañana. Tiempos de comunicación política fuera de las instituciones y con mensajes cortos y claros para que circulen rápido, para que ayuden a desinflamar, aunque sea las conversaciones.

Luego ya pactará con los distintos grupos del parlamento de los que necesita el respaldo. Es también el modo de producirse de este gobierno, están son las medidas a ver ahora quién dice no a las mismas. Escucharemos las mismas quejas de ERC, PNV, Más País sobre el concepto de negociación que tiene el Gobierno, pero se encontrarán otra vez en un callejón sin salida porque no apoyar una rebaja del carburante en este momento no tiene cabida. Actuar primero y luego debatir es la impronta del Gobierno.

Compartir el artículo

stats