Kiosco

El Periódico de Aragón

Carolina González

El triángulo

Carolina González

¿Unidad de la izquierda?

Zaragoza en Común pedía esta semana a los partidos políticos y las entidades progresistas de la ciudad concurrir juntos a las próximas elecciones municipales. Hacía un llamamiento para conformar una candidatura conjunta de aquellos situados, textualmente, a la izquierda del PSOE. Podemos, CHA, representantes de organizaciones vecinales, sociales, culturales, ecologistas... aquellos, explican, que quieran que la participación ciudadana vuelva a ser un pilar fundamental de la política local.

Explicaban en el acto organizado en el Parque Tío Jorge, al que no acudió ningún miembro de las supuestas formaciones políticas concernidas, que deben aprender del pasado electoral reciente y de todo lo sucedido. Hablaban, dicho más claro, de la división de la izquierda que les restó representación, prestigio y futuro a las coaliciones de izquierdas. Las conversaciones, las idas y venidas y, finalmente, los desacuerdos para firmar un nombre y una plataforma conjunta apuntalaron, una vez más, la teoría de que la izquierda es incapaz de crear y mantener un proyecto amplio y estable.

Según su portavoz municipal, Rosa Sánchez, el ofrecimiento es «honesto». Están dispuestos, incluso, a ceder protagonismo y hablar de nombres. Solo buscan, dicen, construir una candidatura única al Ayuntamiento de Zaragoza. Es decir, aglutinar a toda la izquierda que no es el PSOE bajo las mismas siglas. El momento lo requiere frente al «desmantelamiento de lo público, la reconstrucción de redes clientelares y el desprecio por los barrios populares» del Gobierno actual.

CHA, sin representación municipal en la capital, ya ha presentado su candidato para los comicios de 2023, Chuaquín Bernal. Tampoco Podemos parece estar por la labor. No sé si eso ya podría interpretarse como un gesto negativo hacia la propuesta o aún queda margen para la negociación. O realmente el entendimiento sigue siendo difícil y la candidatura única de la izquierda, improbable. Las encuestas disparan a la derecha, en particular a Vox, y del efecto nacional podría beneficiarse el municipal. Las pruebas que van superando en forma de cita anticipada con las urnas les están saliendo más que bien, y no es descartable que sigan creciendo y, de momento, no tengan techo.

Hasta hace poco dábamos por superado el eje izquierda-derecha como forma de clasificación electoral. Hay muchos más, pero quizá volvamos a verlo reforzado en 2023. Hemos vuelto a hablar de la viabilidad y la calidad de los servicios públicos, inmigración, fuerza militar, política exterior, dependencia energética... y de mentiras, populismo y corrupción. En política, como en la moda, todo vuelve. No desechen nada.

Compartir el artículo

stats