La plantilla del Real Zaragoza reanudará hoy el trabajo, tras haber disfrutado de dos días de descanso, para seguir preparando el partido de Liga del próximo sábado contra el Real Madrid (estadio de La Romareda, 20.00 horas). El primer entrenamiento de la semana se realizará esta tarde a puerta cerrada, a partir de las 17.30 horas, en las instalaciones de la Ciudad Deportiva. El Zaragoza intentará dar la sorpresa ante el Madrid para romper la mala racha que lleva en el 2013 y evitar la posibilidad de caer a zona de descenso.

Manolo Jiménez empezará la semana pendiente de Antonio Galdeano Apoño, que intenta recuperarse de la segunda rotura fibrilar consecutiva para estar disponible para el compromiso frente a los madridistas. Apoño ya hizo algunos ejercicios sobre el campo el pasado viernes y el martes y el miércoles se espera que pueda trabajar con el grupo.

Además, Jiménez también tendrá que estar atento al estado físico en el que regresan Hélder Postiga y Adam Pinter tras sus compromisos internacionales con Portugal y Hungría, respectivamente. Ambos tuvieron partido el pasado viernes y mañana volverán a jugar. El siguiente encuentro de Postiga con la selección portuguesa será en Bakú, frente a Azerbaiyán, mientras que Pinter se enfrentará con el combinado húngaro a Turquía, en el Fenerbahce Stadium.

Si Apoño se encuentra a punto y Postiga y Pinter vuelven en buenas condiciones, Manolo Jiménez podrá contar con todos los jugadores que forman ahora la plantilla disponibles para recibir al Real Madrid. Romaric, Adriá Carmona y Lucas Wílchez, que arrastraban molestias, ya pueden entrar en sus planes.