En un Real Zaragoza con tan poco gol como el de este curso, con solo 28 dianas sobre el césped en 38 jornadas, la única vía de supervivencia es la de ser lo más sólido posible y convertir el cero en la portería propia en una ley, en un dogma de fe. JIM no tardó en darse cuenta de esa necesidad imperiosa y su equipo ha convertido el no encajar goles en una costumbre. De hecho, lo ha logrado en 9 de las 20 citas ligueras con el alicantino, lo que supone el 45%, con seis victorias y tres empates gracias a esa conquista, es decir con 21 puntos del total de 31 que ha logrado el Zaragoza desde que JIM arribó. Ese porcentaje de partidos con el cero de su portería es el mejor de todos los entrenadores en esta negra etapa en Segunda y hay que ir hasta la 02-03, con Paco Flores y con un equipo que subió, para encontrar un dato superior.

El Zaragoza ha tenido años recientes de mayor pegada, con goleadores como Borja Bastón, Ángel, Borja Iglesias o Luis Suárez, pero no es el caso en la actualidad, donde el 'Pichichi', Juanjo Narváez, lleva siete citas sin marcar y solo 9 dianas en su haber. Así, ha ganado con JIM y sin encajar goles al Lugo, a la Ponferradina, al Tenerife y al Mirandés, a todos por la mínima en La Romareda, y al Fuenlabrada en el Fernando Torres, superó por 2-0 al Logroñés y firmó tablas en casa con el Cartagena, el Sporting y contra el Espanyol. 

El registro de Paco Flores

Con esas nueve citas sin encajar, el Zaragoza alcanza a estas alturas las 14 en este curso, ya que con Baraja fue capaz de lograrlo en cuatro partidos de 10 (40%) y con Iván Martínez solo en uno de los ocho encuentros que dirigió, en el triunfo ante el Fuenlabrada. El Mallorca, con 21 partidos sin encajar, es el líder en esa faceta, con el Zaragoza en la sexta posición provisional. En la reciente etapa en Segunda, solo en la 15-16, con Popovic primero y Carreras después se superaron esas 14 citas sin encajar, llegando hasta las 16. El récord en lo que va de siglo son las 20 con Paco Flores, que dejó sin recibir dianas al Zaragoza en el 47,6% de las jornadas de aquel ascenso en la 02-03.

Pero es que el técnico catalán es el único que supera a JIM. Láinez, en las 12 citas del final de la 16-17 para lograr la salvación, llegó a dejar al equipo sin encajar en 5, en el 41,6% de las jornadas. Después, está Baraja, mientras que Luis Milla, en el inicio de la 16-17, en la breve etapa de 11 citas, dejó la portería a cero en cuatro, en el 36,3%. En la sexta posición se encuentra Popovic, que entre la 14-15 (28 partidos) y la 15-16 (18), fue capaz de dejar su portería inmaculada en 16 de esos 46 choques ligueros (34,78%), aunque aquel Zaragoza tenía mucho más gol (Bastón, Willian José, Eldin…)

En la 17-18, Natxo, con la brillante reacción en la segunda vuelta y con Borja Iglesias como referencia, supo cerrar su portería en 13 de las 42 citas, sin contar el 'playoff' (30,95%), mientras que Víctor Fernández, entre el final de la temporada 18-19 (23 partidos sin la victoria administrativa ante el Reus) y el curso liguero completo en la 19-20, con Luis Suárez como 'killer', se quedó sin recibir tantos en 20 de 65 citas, un 30,76%. Algo mejor que ambos lo hizo Marcelino en el ascenso de la 08-09, donde el Zaragoza estuvo sin encajar en 14 de los 42 choques, en el 33,3% de los partidos, y contando con un artillero como Ewerthon (28 goles).

Agné, el peor

El peor registro de partidos a cero en la historia reciente lo tiene Agné en la 16-17, con solo dos encuentros en los 19 que vivió en la 16-17 (10,52%), y después llegaría Iván Martínez en el curso actual (12,5% de los partidos), el mismo porcentaje que Lucas Alcaraz en la 18-19, con idéntico balance, e Imanol Idiakez se fue hasta el 20%, en dos citas de 10 disputadas (20%), Víctor Muñoz se quedó sin encajar en 6 de 26 jornadas ligueras (23,07%), algo peor que Paco Herrera (23,3%).